Pon a punto tu piel para un bronceado saludable

 prepara tu piel para un bronceado saludable


El verano ya está a punto de llegar y todas queremos vernos espléndidas en esta época. Si quieres tener un estupendo bronceado sin que tu piel sufra es importante que tengas en cuenta algunos consejos básicos antes de empezar a tomar sol.

Recomendaciones clave

La limpieza e hidratación de la piel son muy importantes para mantenerla en óptimas condiciones. Por eso, antes de ponerte un protector solar y exponerte a los rayos, es esencial que mantengas tu piel limpia y humedecida. Lo primero que debes hacer, además de lavarte con agua y con un buen jabón (preferiblemente neutro), es exfoliar tu piel para eliminar impurezas y células muertas de las capas más profundas de la piel.

Para este procedimiento hay muchas cremas en el mercado pero también podemos hacer muchos preparados caseros que nos ayuden a exfoliarnos sin gastar demasiado. El método más común es utilizar una mezcla de zumo de limón con azúcar, que se aplica realizando pequeños masajes circulares y se retira con agua fría.

Para hidratar la piel, no sólo basta con la aplicación de cremas que la humedezcan, también es necesario tomar líquido y comer mucha fruta y verdura, que proporcionarán buena cantidad de agua al organismo.

Vitaminas y protectores solares para la piel

Quince días antes de empezar con la exposición solar prolongada, deberemos empezar a preparar la piel ayudándola a producir mayor cantidad de melanina, que es la protectora natural contra los rayos solares. Para esto, deberemos mejorar la ingesta de alimentos ricos en vitamina A, que favorecerán la producción de melanina. La vitamina B y E ayudan a prevenir la descamación y deshidratación de la piel. Asimismo, podremos utilizar cremas prebronceadoras que también ayudarán a aumentar los niveles de melanina de nuestra piel.

Por último, deberemos elegir un protector solar adecuado de acuerdo a nuestra tez, aunque se recomienda que en todos los casos el factor sea superior al 15. Deberás aplicarte los protectores por lo menos media hora antes de la exposición solar, que debe ser gradual y en los horarios adecuados , es decir, antes de las 11 y después de las 16 horas.

Durante la época de mayor exposición, deberás hidratar tu piel cada día a través de cremas nutritivas y tomando por lo menos dos litros de agua al día. Recuerda que cuando tomamos el sol es importante cuidar también el cabello y los labios de los rayos, que pueden dañarlos. Por eso, elige una crema para peinar tu pelo y un labial adecuado con protección de rayos UV.

Siguiendo estos consejitos verás cómo podrás lucir un hermoso bronceado sin arriesgarte a sufrir quemaduras.

Maria Castrovardi  •  jueves, 27 de mayo de 2010

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x