Consejos para proteger tus ojos

El verano es la época en la que estamos expuestos a más peligros

Lidia Nieto

 proteger tus ojosGigi Hadid no sale de casa sin sus gafas de sol. 

El sol es nuestro compañero de viaje durante todo el verano, pero a veces puede ser un "compañero" peligroso. Igual que en otras ocasiones te insistimos en la importancia de cuidar tu piel para protegerte de las radiciones solares, en esta ocasión queremos hablarte de los ojos, y de cómo protegerlos del sol y de otros agentes como pueden ser el cloro de la piscina o los aires acondicionados, que pueden provocarte sequedad, picor, ardor, visión borrosa, sensibilidad...

Guía práctica para proteger tus ojos

+ Gafas de calidad. Las gafas de sol son un complemento perfecto para nuestros looks de verano, pero también tienen otra misión: proteger tus ojos del sol. Por eso te recomendamos que revises la calidad de las mismas y de sus lentes, que siempre las lleves contigo y que las uses cuando vayas a estar largo tiempo expuesta al sol. Por último, te aconsejamos que si te tienes que hacer con unas gafas nuevas próximamente, preguntes por las gafas polarizadas, aquellas que tienen lentes especiales que bloquean la luz reflejada y permiten una visión sin reflejos y con colores y contrastes naturales. 

+ Protege tus ojos, también en el agua. El cloro, la sal marina o las bacterias u hongos que están presentes en las piscinas o en el mar son algunos de los elementos que pueden resultar dañinos para tus ojos. Para evitarlo, qué mejor que sumergese en el agua con unas preciosas gafas de buceo y así evitar el picor, las irritaciones o las infecciones oculares. 

+ Síndrome del ojo seco. ¿Te suena de algo? Se produce cuando nuestros ojos están largo tiempo expuestos a la fuerza del aire acondicionado (recuerda que la temperatura ideal debería estar entre los 21 y los 26 grados) o también por un uso prolongado de las lentes de contacto (no llevarlas más de 10 horas seguidas). 

+ Alimenta tus ojos. Una alimentación sana y equilibrada es un factor clave para nuestro organismo. Influye en nuestra piel, también en nuestro estado de ánimo, y, por supuesto, es importante para mejorar nuestra visión. Los profesionales recomiendan una dieta rica en vitaminas A, E y C y antioxidantes y, para protegernos del síndrome del ojo seco, ácidos grasos Omega-3. 

+ La importancia de la higiene. Un gesto tan sencillo como lavarnos las manos con asiduidad puede salvarnos de alguna que otra infección, y es que muchas veces nos frotamos los ojos sin querer después de haber estado haciendo alguna tarea de la casa o recién llegados de la calle y con las manos sucias.