Uñas de gel vs uñas de porcelana: ventajas e inconvenientes

Todo lo que debes saber sobre sus diferencias

Napoleón Fernandez

Las uñas cobran cada vez más protagonismo y se impone llevarlas impecables. Puede que no te atrevas con esmaltes de colores fluor o con arriesgadas decoraciones, pero unas uñas cuidadas y de aspecto sano son la carta de presentación de un buen look. Si por genética o por una mala alimentación te encuentras con unas uñas débiles y quebradizas o si eres de las que te comes las uñas, tu solución son las uñas postizas. Te damos las claves para que elijas cuál te conviene.

Uñas de porcelana

Las uñas de porcelana son las más utilizadas del mercado. Elaboradas con fibra de vidrio, resulta un material bastante frágil y requieren una laboriosa colocación, por lo que es conveniente acudir a un centro de estética.

Aunque hay uñas de porcelana prefabricadas, lo normal es que los profesionales le den la forma y el tamaño adecuados gracias a un molde colocado bajo el borde de la uña natural. Como las uñas de porcelana van adheridas a las naturales, éstas siguen creciendo, así que es completamente necesario su mantenimiento para rellenar los huecos.En la misma línea que las de porcelana, se sitúan las uñas de acrílico, pero éstas tienen un aspecto más natural.

Uñas de gel

Las uñas de gel, por su parte están poco a poco ganando terreno frente a las de porcelana. Las que se decantan por las uñas de gel lo hacen por su más fácil colocación y por su precio bastante más bajo que ronda los 40 euros frente a los 60 euros de las de porcelana. Las uñas de gel también se pegan sobre la uña natural, pero al no tener molde, como en el caso de las de porcelana, puede que no se adapten completamente a la forma de tus uñas.

Diferencias entre uñas de gel y uñas de porcelana

Existen algunas diferencias entre las uñas de porcelana y las uñas de gel que pueden ayudarte a decidir cuál de ellas usar. Evidentemente el objetivo en ambas es tender a la naturalidad, y mientras que las uñas de porcelana presentan un color tirando a carne, las de porcelana ofrecen un color más rosado y natural.

En cuanto a su resistencia parecen ganar la partida las uñas de porcelana, aunque las adeptas a las de gel afirman que pueden realizar sus tareas diarias sin ningún problema. En cambio, en caso de un golpe que llegue a quebrar la uña postiza, se corren menos riesgos con las uñas de gel ya que al ser el material de la uña de porcelana más resistente, en caso de rotura puede llegar a dañar también la uña natural.

A la hora de eliminar las uñas postizas, es más fácil en el caso de las de porcelana que se deshacen con un líquido especial. Por el contrario, para eliminar las uñas de gel hay que limarlas, lo que en algún caso podría dañar la uña natural.

Respecto a la duración de las uñas, ambas duran unos 6 meses, pero requieren un mantenimiento quincenal debido al crecimiento de la uña natural que en realidad constituye su base. Por eso recomendamos acudir a un profesional de la estética para mantener el cuidado de tus uñas y que parezcan naturales. De esta forma, tendrás unas manos cuidadas y bonitas.

Puedes leer más artículos similares a Uñas de gel vs uñas de porcelana: ventajas e inconvenientes, en la categoría de Cuerpo en Diario Femenino.