Trucos para no romper las medias: cómo hacer para que tus pantys duren más

Trucos para no romper las medias

Las medias (o pantys) tienen una función de abrigo y otra estética. Las medias protegen nuestras piernas en las épocas más frías, siendo el complemento ideal para faldas y pantalones cortos. Hay medias de todos los grosores y colores, incluso con dibujos, lo que puede dar un toque divertido a nuestro conjunto. Y las hay sexys, para lucir en momentos más privados.

Pero todas las medias comparten el mismo problema: se rompen con facilidad. Las más tupidas tienen un tejido más grueso y resisten bien el uso, pero las medias más finitas son muy delicadas. Un tirón mal dado o un enganchón inoportuno y el par de medias queda inservible. ¿Qué puedes hacer para alargar la vida de tus medias?

Consejos para no romper las medias 

1. A la hora de comprar, elige bien la resistencia de tus medias. El grado de resistencia se mira en deniers, que se calcula según el peso en gramos para cada 9 km de hilo. A más deniers, más resistencia.

2. Cuida tus manos. Si las yemas de tus dedos están secas o si tienes padrastros, la piel se enganchará en tus medias cada vez que te las pongas. Quizá no se hagan agujeros pero sí quedarán feos enganchones. Cuanto más fina sea la media, más se notarán y más riesgo habrá de que se haga un agujero. Si la piel de tus manos está muy seca, usa guantes de algodón para ponerte las medias. Evitarás que la piel se enganche en ellas. También puedes ponerte crema hidratante en las manos antes de ponerte las medias, pero te costará más manejarlas.

3. Cuando te pongas las medias evita tirar de ellas hacia arriba, clavando los dedos en el tejido. Lo que debes hacer es recoger la media hasta el tobillo, meter ambas manos en la media haciendo un hueco lo suficientemente grande para que quepa el pie y, una vez que el pie esté bien colocado, subir la media suavemente con las manos abiertas, prensando la media entre el dedo gordo y la palma de la mano.

4. Cuando laves tus medias a máquina, mételas en una bolsa para la lavadora para que no se enganchen con el tambor o con el resto de la ropa (cremalleras, corchetes, velcros...).

5. Si cuando llevas las medias puestas notas que se te han bajado un poco, y te resulta incómodo, no hinques tus dedos en la media para subirlas a tirones. Hay un sistema más fácil y más efectivo: moja las palmas de tus manos (humedecerlas es suficiente), pon una mano abierta a cada lado de tu pierna, por debajo de la pantorrilla y, presionando, desliza tus manos hacia la rodilla. Repite la operación desde la rodilla hacia arriba y después desde el muslo hacia arriba. Las medias volverán a estar en su posición correcta.

6. Por último, si llevas las medias puestas y aprecias que se te ha hecho un agujerito que puede provocar una carrera, el clásico sistema de aplicar algo de esmalte de uñas funciona. No es muy glamuroso pero tendrás que decidir qué es peor: una carrera o un pegotito en la media.

Leiore Garaio  •  lunes, 7 de mayo de 2012

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x