Consejos para comer sano en la oficina: saca lo mejor del tupper

Consejos para comer sano en la oficina

Una dieta sana es aquella que nos aporta los nutrientes necesarios para la regeneración de nuestro organismo y que a su vez minimiza los alimentos perjudiciales para nuestra salud. Las mejores dietas contienen hidratos de carbono (cereales integrales, pan, pasta, arroz integral, patatas, legumbres, etc), mucha fruta y verdura (contienen fibra, vitaminas y minerales), aceites vegetales no refinados y pescado azul. Lácteos, la carne y los huevos deben consumirse de forma eventual; pero otros, como el azúcar y las grasas saturadas, deben evitarse.

El tupper: comida casera fuera de casa

Hay muchas dietas que ayudan a seguir una alimentación sana y equilibrada. Sin embargo, cuando nuestro ritmo de vida depende de los horarios del trabajo y nos vemos obligados a comer cada día fuera de casa, es difícil seguir una dieta que no sea demasiado nociva para nuestro cuerpo. Cuando debemos comer fuera tenemos dos opciones: podemos ir al restaurante, o bien preparar nuestra propia comida y llevarla en un recipiente al trabajo. La segunda opción además de barata, es la más saludable.

Cómo organizarse

Los problemas que nos planteamos todos cuando optamos por llevar nuestros tuppers al trabajo son qué nos llevamos y cómo lo hacemos. Si nuestro método consiste en decidir el día anterior lo que nos apetece comer o cocinar, la verdad es que vamos a perder mucho tiempo y, seguramente, acabaremos alimentándonos de forma desequilibrada. Así pues, antes que nada debemos organizarnos para diseñar nuestro plan de alimentación.

Primero debemos decidir cuáles son los alimentos que vamos a incluir en nuestra dieta y, según los que sean, podemos decidir qué platos vamos a cocinar durante la semana. Luego podemos organizar estos platos dentro de un planning semanal. Así, por ejemplo, si lo que queremos es una dieta equilibrada, deberemos incluir alimentos como verduras, legumbres, cereales y fruta.

Entonces, podemos imaginar diferentes platos que combinen estos alimentos: arroz a la cubana, ensalada de lentejas, macarrones a la napolitana, ensalada de patatas, etc. Una vez hayamos decidido los platos, podemos asignarles un día de la semana, así ya sabremos qué es lo que toca comer cada día y no deberemos decidirlo el día anterior.

En cuanto al problema de cuándo cocinar, dependerá de nuestro horario. Si llevamos un ritmo estresante que nos deja extenuados al llegar a casa por la noche, podemos cocinar durante el fin de semana, guardar los platos en un tupper y conservarlos en el frigorífico o en el congelador. Si, por el contrario, llegamos a casa con suficiente energía y ganas para cocinar, podemos preprar los platos el día anterior.

Algunos trucos

Muchas veces, las personas que preparan sus propios tuppers caen en la rutina de preparar siempre el mismo tipo de comida: pasta, arroz o ensalada. Si ponemos un poco de imaginación, podemos evitar caer en la monotonía e introducir ingredientes más exóticos o menos habituales en nuestra cocina para hacer nuestra dieta aún más variada. Así, por ejemplo, el cuscús es un buen sustituto de la típica pasta, además de fácil de preparar y saludable.

A la hora de hacer nuestro planning semanal, es importante que sepamos si contamos con una nevera o un microondas donde conservar o calentar nuestros tuppers. Si no contamos con lo primero, deberemos evitar llevar ensaladas frescas, huevos o mayonesa. Si tampoco tenemos microondas, deberemos tener en cuenta cuales son aquellos platos que pueden ser igual de sabrosos si los consumimos a temperatura ambiente. Tampoco debemos olvidarnos del postre que, en la medida de lo posible, siempre debe ser una pieza de fruta.

Irene García  •  viernes, 2 de agosto de 2013

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x