Síntomas graves en el embarazo

Síntomas de peligro de vida en la embarazada

Cada año mueren en el mundo medio millón de mujeres por causas relacionadas al embarazo. Las principales causas de muerte materna son: el aborto (33%), las hemorragias (14%), las infecciones (12%) y la hipertensión. Estas mismas causas pueden producir la muerte de los recién nacidos, junto con otras, como los bebés prematuros. La Mortalidad Neonatal (de 0 a 28 días de vida) es la responsable de más del 60% de la Mortalidad Infantil (0 a 1 año de vida). Más de la mitad de todas estas muertes son evitables.

Síntomas graves en la embarazada y el bebé


Es importante que toda embarazada reconozca como síntomas que pueden poner en peligro la vida de la mujer y del feto:

- la pérdida de líquido o sangre por genitales;
- la hinchazón marcada de piernas, manos, cara o pies;
- el ardor al orinar;
- el dejar de sentir movimientos del bebé o percibir que se mueve menos que lo habitual;
- las contracciones frecuentes;
- la fiebre;
- un persistente dolor de cabeza;
- visión borrosa;
- vómitos persistentes

Es necesario conversar con las madres sobre cuáles son las posibilidades de concurrir al establecimiento de derivación y pensar junto a ella las distintas formas de acceso en caso de que el centro de salud no pudiera hacerse cargo del traslado.

La mortalidad materna, fetal y neonatal es un trágico síntoma de una grave injusticia social, que sólo puede ser enfrentada desde una visión integral del problema. Hay causas que dificultan la llegada de las mujeres a los servicios de salud, lo cual impide detectar situaciones de riesgo durante el embarazo y el parto, o en el recién nacido. Las más comunes son: la distancia hasta el centro de salud, los limitados horarios de atención o necesidad de sacar número muy temprano, los problemas con el cuidado de sus otros hijos mientras va al Centro de Salud, la escasa información sobre la necesidad de los controles, la limitada educación escolar. Todo esto puede hacer que las mujeres no tengan control preconcepcional, que no visiten al médico durante el embarazo ni después del parto, que no lleven a sus hijos periódicamente al Centro de Salud y que no recurran a los servicios de salud sexual y procreación responsable para planificar futuros embarazos.

María Clara  •  domingo, 3 de enero de 2010

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x