Cómo combatir los pies fríos en el embarazo

María José Roldán Prieto

Aunque es bastante habitual no le ocurre a todas las embarazadas, pero sí a una gran mayoría. Si lo más conocido es que al final del embarazo la mujer tenga las piernas y los pies bastante hinchados por el peso que debe llevar consigo cada día, también es normal que al principio del embarazo la mujer sienta los pies muy fríos... pero fríos o no, deberás cuidarlos.

Es algo habitual y no debes asustarte si al principio del embarazo notas que tienes los pies algo más fríos. Esto es a causa de las hormonas y de cómo tu cuerpo está llevando mucha cantidad de sangre a tu útero para poder formar la vida, es por eso que las extremidades se sienten más frías. Pero lo que puedes hacer para combatir es seguir algunos consejos para entrarlos en calor.

Cómo combatir los pies fríos en el embarazo

Baños calientes de pies. Una vez al día puedes meter los pies es un poco de agua tibia o caliente para que tus pies entren en calor y dejen de estar fríos. Es una sensación muy agradable y además también te ayudará para poder relajarte y encontrar un momento de bienestar.

Masajes de pies. Le puedes pedir a tu pareja, algún amigo o familiar que te realice todas las noches un masaje de pies. Los movimientos circulares de los masajes te ayudarán a que la sangre fluya mejor y que además puedas disfrutar de un momento de lo más placentero. ¿A quién no le gustan los masajes de pies?

Cobertura con calcetines. Si tienes los pies fríos no importa la época del año en la que te encuentres, escoge unos calcetines que te gusten y que además sean de lo más suave, y disfruta de ellos para calentar tus pies.

Recuerda que si estos tres remedios no te sirven y sienten que están demasiado fríos o que incluso te duelen, entonces no dudes en acudir a tu médico para que te pueda dar una solución que sea adecuada a ti.