Pies fríos: qué hacer para regular la temperatura

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Si eres de las que tiene los pies fríos incluso en verano sabrás lo molesto que es este problema. Los pies fríos generan mucha incomprensión además de algún que otro problema en la pareja, así que no nos vendría nada mal descubrir el secreto para regular la temperatura corporal y dejar de sufrir los pies fríos.

Consejos para dejar de tener los pies fríos

Antes de dar algún consejo para los pies fríos conviene asegurarnos de que no se trate de un problema de salud. Aunque en la mayoría de la ocasiones los pies fríos son producto de una mala circulación, en algunos casos puede deberse a problemas de tiroides, anemia o a algún pinzamiento nervioso. Por eso es conveniente acudir al médico y descartar cualquier enfermedad.

Una vez nos hayamos asegurado de que nuestros pies fríos vienen de serie con nosotras, es el momento de buscar los mejores remedios para regular la temperatura. ¿Cómo se consigue? Pues el principal consejo y el más básico es abrigar los pies. Puede que sea verano y que te encante llevar sandalias, pero te habrás dado cuenta de que en cuanto entras a un local, el aire acondicionado hace que tus pies se congelen en cuestión de segundos.

Uno de los secretos para dejar de tener los pies fríos es abrigar también la cabeza. Parece que no tiene nada que ver, pero lo cierto es que si la cabeza no pasa frío, al cuerpo le cuesta mucho menos que la sangre circule correctamente hasta las extremidades. Así que en invierno, más efectivo que unos calcetines gruesos es un buen gorro de lana.

Terapias para los pies fríos

Dado que el problema de los pies fríos es en realidad un problema de circulación sanguínea, es importante estar en movimiento para alejar esa sensación de frío en los pies. Los calzados muy apretados también pueden favorecer que los pies se enfríen, así que es mejor elegir calzado cómodo y cerrado. Pero lo que más nos puede ayudar para regular la temperatura de los pies son los masajes.

Otro de los remedios más efectivos para los pies fríos es la hidroterapia, muy fácil de hacer en casa. Consiste en meter los pies en un recipiente con agua caliente para alternarlo con otro de agua fría. Es cierto que eso de meter los pies en agua fría no resulta muy atrayente, pero los efectos se notan enseguida y el resultado son unos pies calientes y descansados.

No falta quien se decanta por otras terapias que requieren de algún profesional, como la reflexología o la acupuntura. Y también podemos recurrir a la naturaleza en busca de los remedios más saludables para olvidarnos de los pies fríos. La fitoterapia nos recomienda el jengibre y la canela como plantas que reactivan la circulación y regulan la temperatura.

Puedes leer más artículos similares a Pies fríos: qué hacer para regular la temperatura, en la categoría de Pies en Diario Femenino.