Trucos para que no resbalen los pies con las sandalias

El sudor puede volver tus sandalias de lo más resbaladizas

María José Roldán Prieto

Trucos para que no resbalen las sandalias

Cuando los pies se resbalan con sandalias puede ser un peligro para tu integridad física porque te puedes caer, se te puede doblar el tobillo o bien, puedes sentir una gran vergüenza al resbalarte y que todo el mundo vea cómo has estado a punto de caerte al suelo. Pero esos peligros ya no van a ser importantes para ti, porque vas a conocer algunos trucos para que no te resbalen los pies con las sandalias y tenerlos bien cuidados.

Trucos para que no te resbalen los pies con las sandalias

Aquí tienes algunos trucos para que llevar sandalias sea mucho más cómodo. 

1 Cinta aislante doble cara

Este truco es ideal si tienes que ponerte medias y sandalias. Sólo tendrás que cortar un trozo de cinta aislante –que ocupe toda la suela- y doblarlo por la mitad a lo largo para que queden las zonas que pegan en la parte de fuera. Después colócalo en las sandalias y te ayudarán a que las medias se peguen y no se te resbalen las sandalias.

2 Plantillas de silicona

Existen plantillas de silicona que son ideales para poner en sandalias con tacón para que cuando camines no se te resbalen los pies y no sufras el riesgo de caerte. Lo mejor de todo es que las puedes poner en todos tus zapatos y te ayudarán a caminar más cómoda.

3 Desodorantes anti sudor

Existen desodorantes para los pies que puedes usarlos a diario para evitar que te suden demasiado. Estos sprays te ayudarán a que no tengas exceso de humedad en los pies y que de este modo no corras el riesgo de resbalarte usando sandalias.

4 Laca en las sandalias

La laca para el cabello es buena ponerla para las sandalias antes de ponértelas porque de esta forma evitarás resbalarte. Puedes ponerla directamente en la plantilla de la sandalia o en tu pie, después espera que se seque y cálzate.

5 Polvos de talco

Los polvos de talco son un gran absorbente que te ayudarán a mantener los pies secos y a evitar que te resbales innecesariamente. Y si además te huelen un poco los pies también neutralizarán el olor.