Dolor de pies con tacones: 5 tips para acabar con él

Cómo acabar con el dolor provocado por los zapatos de tacón

María José Roldán Prieto

Cómo acabar con el dolor de pies con tacones

A las mujeres les gusta llevar tacones, o al menos, a la mayoría de ellas. Es normal, el tacón estiliza y nos hace sentir más guapas. Si te gusta llevar tacones o los llevas habitualmente, entonces sabrás a la perfección lo que es el dolor de pies después de usarlos aunque sea poco rato. Pero no es necesario que tengas que padecer tanto, por eso no puedes perderte estos 5 tips para acabar con él y cuidar mejor tus pies.

Tips para acabar con el dolor de pies con tacones

1 Asegúrate de que estas usando el tamaño correcto

El tamaño del zapato es fundamental para poder disfrutar de tus tacones sin dolor. El tamaño de tu pie es probable que vaya cambiando a lo largo de los años, sobre todo si ya has tenido hijos. Es importante que midas tus pies a lo largo y ancho antes de comprarte unos zapatos con tacón, lo agradecerás.

Dolor de pies con tacones: 5 tips para acabar con él

2 Fíjate que el tacón no sea demasiado fino

Aunque te encanten los tacones de aguja, definitivamente no son las mejores opciones. Lo ideal es que te decantes con unos zapatos con tacón que lleven plataforma –evita las suelas delgadas-  para que el pie no quede demasiado empinado o que al menos, el tacón sea algo grueso para que no te afecte demasiado al talón.

3 Conoce tu pie

Acudir a un podólogo sería lo ideal para conocer qué tipo de pie tienes. Pero si no puedes ir a su consulta, lo ideal es mojar el pie ponerlo en un trozo de cartón. Cuando realices la marca verás si tienes el pie más plano  con un arco pronunciado. Una vez que sepas esto sabrás por qué tienes tanto dolor y qué tipo de calzado es mejor para ti.

El dolor de pies con los tacones

4 Descansa los pies

Si eres una adicta a los tacones pero sabes lo que duelen, lo ideal es que cuando los uses, te sientes y te quites los zapatos para masajearte la planta del pie. Haz esto un par de veces y notarás un alivio inmediato.

5 No uses siempre tacón

Parece algo lógico, pero a veces se olvida. Es necesario que tengas calzado alternativo y cómodo para que combines, así evitarás que te duelan tanto los pies a causa de llevar tacón tan a menudo.