¿Por qué me huelen los pies?

Recomendaciones en caso de mal olor de pies

María Cerrato de la Fuente

por qué me huelen los pies

El mal olor de pies es un problema que, aunque no tiene consecuencias graves para la salud, sí puede ser muy molesto. Llegar a una zapatería, quitarte tus zapatos para probarte otros y que tus pies huelan a queso fuerte no es plato de gusto para nadie, ni para el que lo sufre, ni tampoco para los de alrededor. Incluso, en algunas personas, el olor es tan fuerte, que ni siquiera tienen que quitarse el calzado que llevan, ya que ese hedor traspasa el tejido y acompañan a la persona por donde quiera que va. El mal olor de pies o bromhidrosis es normal en la etapa de la adolescencia, pero ¿qué sucede cuando ya no estamos en esa etapa y el problema persiste? ¿Qué les ocurre a nuestros pies para que huelan así de mal?

La causa del mal olor de pies son las bacterias que proliferan en los lugares con humedad y que, al contacto con el sudor se descomponen, ya que el sudor por sí solo, no huele. Entonces está claro que debemos evitar esa humedad, causante del olor tan desagradable.

Recomendaciones en caso de mal olor de pies

En caso de padecer mal olor de pies, lo primero que hay que hacer es extremar las medidas de higiene y llevar a cabo una serie de recomendaciones para prevenirlo:

+ Lavarse los pies concienzudamente en un barreño con agua templada y jabón, un par de veces diarias.

+ Secar bien los pies con una toalla de algodón, haciendo especial hincapié entre los dedos.

+ Mantener las uñas bien cortadas.

+ Vigilar la aparición de heridas, hongos o papilomas.

+ Evitar el calzado sintético o no transpirable y optar por calzado de cuero y la utilización de calcetines de nylon.

+ Cambiarse de zapatos a diario para que se sequen bien y no tengan humedad derivada del sudor y, si tus pies sudan mucho, también de calcetines (incluso puedes llevar un par de calcetines en el bolso para tus jornadas maratonianas fuera de casa y cambiarte en el baño en cuanto notes más humedad en tu pie).

por qué me huelen los pies a menudo

Si aún llevando a cabo estas medidas, el mal olor persiste, es necesario detectar el por qué y para ello, deberías acudir al médico. Pueden deberse a varias causas.

Posibles causas del mal olor de pies

+ Hormonas. Los cambios hormonales son una causa bastante común, ya que debido a ellos el organismo desprende más sudor. Por eso, la adolescencia, la menopausia o los embarazos, pueden ser la causa momentánea del mal olor de pies.

+ Mala alimentación. El abuso del consumo de grasas saturadas también puede influir en esta problemática. Intenta beber mucho líquido, consumir fibra, alimentos fermentados, clorofila y evitar el abuso de sal.

+ Hiperhidrosis o sudoración excesiva. La sudoración excesiva puede deberse a alguna enfermedad, como la diabetes, o ser un efecto segundario de alguna medicación. También existe gente que padece hiperhidrosis sin esta enferma.

mal olor de pies

+ Contagio de hongos. El contagio de hongos sucede en los lugares muy húmedos, como piscinas, por lo que son más comunes durante el verano.

+ Estrés. El estrés, nerviosismo o ansiedad también puede provocar sudoración al liberar hormonas que estimulan las glándulas sudoríparas.

+ Cambios en el metabolismo o la ingesta de determinados fármacos.

Lo que queda claro es que, a más sudoración en tus pies, mayor proliferación de bacterias que campan a sus anchas en lugares húmedos. Por eso, el quid de la cuestión es mantener la zona seca y si notas que la sudoración es inevitable, siempre puedes recurrir a remedios como los polvos de talco u otro tipo de remedios más específicos que son eficaces absorbiendo la humedad y que mantendrán secos tus pies.