El mal olor de pies y sus soluciones

María José Roldán Prieto

 El cuidado de los pies

El mal olor de pies no gusta a nadie porque puede llegar a ser muy molesto, pero existen soluciones simples que puedes hacer para asegurarte de que tus pies se mantienen frescos y sin demasiada peste.

El mal olor de pies pueden ser un problema que dure sólo un tiempo o que esté presente durante todo el año, si sufres de peste en los pies puedes sentir mucha vergüenza y que además sea algo desagradable para ti y para las personas que te rodean. Los pies suelen tener un mal olor a causa de la sudoración que suele combinarse con el mismo uso de zapatos cada día.

Soluciones para el mal olor de pies

Como ya sabrás, no hay mejor solución que una buena prevención, por lo que si quieres que tus pies estén frescos y no huelan deberás mantener una buena higiene personal y cambiar tus zapatos de forma regular. Tendrás que tener varios pares de zapatos para que no los uses todos los días, así podrás cambiar entre uno y otro calzado y dejar por lo menos 24 horas entre un uso y otro. Otras medidas de prevención pueden ser:

- Lavar y secar los pies todos los días y cambiar los calcetines una vez al día.

- Usar un desodorante antitranspirante en aerosol en los pies.

- Poner plantillas medicinales que tengan efecto desodorizante en los zapatos.

- Dejar que los pies respiren con un calzado adecuado.

¿Y qué pasa si ya te huelen los pies?

Si ya te huelen los pies puedes probar algunos remedios caseros como por ejemplo:

- Bicarbonato de sodio. El bicarbonato de sodio es un remedio eficaz para eliminar olores y también para hacerlo en tus pies ya que es capaz de neutralizar el pH de sudor y reduce las bacterias. Para hacerlo tendrás que añadir bicarbonato de sodio en agua tibia (una cucharada por cada litro de agua) y remojar los pues durante 20 minutos cada noche durante una semana. Además, también puedes espolvorear el bicarbonato de sodio en zapatos y calcetines antes de usarlos.

- El vinagre. El beneficioso para deshacerte del mal olor de pies ya que crea un ambiente ácido en el que las bacterias no pueden sobrevivir. Puedes utilizar cualquier tipo de vinagre, especialmente el vinagre de manzana. Para conseguirlo tendrás que preparar una mezcla de media taza de vinagre y de seis a ocho tazas de agua caliente, después remoja tus pies durante 15 minutos y finalmente, lava bien tus pies con jabón para eliminar el olor a vinagre.