Remedios caseros para que los pies estén bonitos

María José Roldán Prieto

pies bonitos

Cuando se acerca el verano si no tienes unos pies bonitos lo más probable es que quieras tenerlos escondidos todo el tiempo, y es que cuando se empieza a tener calor lo primero que dan ganas es de sacar las sandalias del armario. Si crees que tus pies podrían estar mucho mejor cuidados, no te preocupes porque hoy vas a conocer algunos remedios caseros para que los pies estén bonitos. Así podrás conseguir unos pies suaves, lisos y hermosos de una forma rápida y sencilla. 

Incluso si eres una persona con poco tiempo y piensas que no tendrás tiempo suficiente para mantener unos pies cuidados, los remedios caseros que estás a punto de leer te sorprenderán porque es fácil y sencillo.

Remedios caseros para que los pies estén bonitos

Sigue estos pasos para que tus pues estén bonitos y muy suaves:

1. Tendrás que lavarte los pues todos los días y además hacerlo bien. Cortar las uñas correctamente también es muy importante para tener unas uñas sanas.

2. Para deshacerte de la piel muerta de los pies puedes hacerlo de dos formas diferentes: llenar el recipiente con agua tibia y meter los pies hasta que se elimine la piel muerta por sí sola, o utilizar suavemente una piedra pómez. 

3. Masajea tus pies con crema para pies o una crema hidratante (después de haberlos lavado y haber quitado la piel muerta), cúbrelos con unos calcetines y vete a dormir.

 4. Por la mañana al levantarte por la mañana quita tus calcetines y vuelve a lavar los pies para quitar los restos de crema hidratante y verás como la piel de tus pies será muy suave. Puedes hacer este remedio dos o tres veces por semana para conseguir unos pies increíbles.

5. Píntante las uñas con un color de temporada para que tus pies aún estén más bonitos.

Además, si quieres conseguir que tus pies estén realmente bonitos no puedes olvidarte de seguir estos remedios caseros:

- Con un poco de gel de aloe vera frota tus pies con suavidad. El aloe vera ayudará a que tengas tus pies mucho más suave y sedosa. 

- Con un poco de miel y limón podrás eliminar la piel muerta de los pies y proporcionar mucha humedad. Si te aplicas miel con limón dos veces a la semana tendrás unos pies espectaculares. También puedes agregar miel con leche y mantener los pies durante diez minutos en la leche para poder deshacerte de los pies secos.

- Si te aplicas aceite de oliva a diario con un suave masaje o quizá aceite de coco para los pies, podrás tener vitamina E y otros extractos naturales que te harán tener una piel suave y radiante.