Cómo disimular unos pies feos

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Cómo disimular unos pies feos

No a todo el mundo le apetece enseñar sus pies en primavera. Mientras algunas están poniendo sus pies a punto para las sandalias y lucir unos pies perfectos, otras los mantienen bien escondidos tras sus calcetines o sus zapatos cerrados. Y es que hay personas que piensan que sus pies son feos. Te descubrimos cómo disimular unos pies feos.

Cómo olvidarte de tus pies feos

Para muchas personas los pies son una parte del cuerpo super atractiva e incluso forman parte activa en sus relaciones sexuales. Sin embargo, para otras personas que sufren podofobia, los pies les resultan de lo más desagradable y procuran no enseñarlos nunca. En medio están esas personas a las que les gustaría lucir sus pies pero sus complejos de pies feos no se lo permiten.

Si eres de las que vive acomplejada por sus pies, porque son feos, anchos, grandes o pequeños, el primer consejo es que revises tu autoestima porque la fealdad es una cuestión de gustos, no es un concepto absoluto. Si aún así sigues considerando que tus pies no están listos para ser mostrados, siempre puedes disimularlos. ¿Cómo?

La mayoría de las veces los pies están feos por la falta de cuidados y eso se arregla con una pedicura profesional y guardando una rutina de cuidados diarios. Para esos complejos por la forma o el tamaño de los pies, la única solución para disimularlos es por medio de la elección del calzado. No tienes por qué ir siempre en botines para disimular tus pies feos.

Algunas sandalias ocultan la mayor parte del pie. De esta manera, tus pies se mantienen al aire evitando la sudoración excesiva, pero ocultando sus imperfecciones. Busca modelos de sandalias con tiras o de las que cubren parcialmente el pie, dependiendo de lo que más te interese tapar. Y si quieres que nadie dirija la mirada hasta tus pies, llena tu look de complementos y mantén una sonrisa radiante.