Cómo evitar el sudor de pies

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Sabemos que sudar es una función necesaria para expulsar las toxinas, pero cuando los pies sudan demasiado se convierte en un problema desagradable y que puede provocar infecciones por hongos y mal olor. Conseguir unos pies bonitos es posible si prestamos más atención a su cuidado. Y también podemos evitar el sudor de pies.

Cómo solucionar el problema del sudor de pies

Que los pies suden es algo natural, pero cuando ese sudor es excesivo pueden aparecer infinidad de problemas tanto físicos como emocionales. Las personas con mal olor de pies suelen ver perjudicada su autoestima y no se atreven a relacionarse con los demás con normalidad. Por eso conviene acabar cuanto antes con el sudor de los pies.

La primera recomendación para las personas que sufren un sudor de pies excesivo y que notan las consecuencias del mal olor es utilizar un desodorante de pies. Lo mismo que utilizamos un desodorante para la axilas, también existen desodorantes de pies muy eficaces. El talco es un producto que se puede utilizar a modo de desodorante de pies porque absorbe muy bien la humedad y así también previene la aparición de hongos en los pies.

Para evitar el sudor de pies es fundamental prestar especial atención al calzado y a los calcetines. El calzado debe ser de materiales transpirables evitando los materiales sintéticos y también se pueden usar plantillas especialmente indicadas para los pies que más sudan. En cuanto a los calcetines, la mayoría de ellos son de naylon y otros tejidos sintéticos, lo cual es un error si estamos hablando de sudor de pies. Se aconseja que los calcetines tengan al menos un 70 % de lana.

Uno de los remedios naturales que más ayudan a prevenir la sudoración de los pies es el baño con té negro. Se utilizan dos bolsitas de té preparadas en infusión en 2 litros de agua. Cuando el agua esté tibia, se sumergen los pies unos 20 minutos y en unos días se notan los efectos de unos pies que sudan menos.