Mal olor de pies en casa: cómo eliminarlo de tu hogar

María José Roldán Prieto

Eliminar el olor de pies en casa

El olor de pies es algo que puede avergonzarte si te descalzar delante de otra persona, pero si no te descalzas puedes estar algo tranquila. Pero, ¿qué ocurre si llega una visita inesperada a casa y tienes el olor impregnado por cada rincón? El olor de pies es desagradable y por eso es importante que tengas en cuenta algunos remedios para que tu casa huela bien y tus pies estén bien cuidados.

Eliminar el olor de pies en casa

1 Bicarbonato de sodio. El bicarbonato de sodio es un potente absorbe olores que te puede ayudar a que el olor de tus pies y de tu calzado se acabe. Tendrás que echar un poco de bicarbonato de sodio en tus pies descalzos y en tu calzado maloliente. Hazlo cada día siempre que llegues a casa y así, si tienes una visita inesperada no olerá tan mal.

2 Cuidado con los ambientadores. Los ambientadores están bien como remedio para el olor de pies, pero siempre y cuando el olor de pies se haya eliminado casi del todo. Si mezclas el ambientador con tu olor de pies, la mezcla puede ser horrible.

3 Abre las ventanas y saca el calzado. Si huele demasiado mal la casa a pies, un remedio fácil y rápido es abrir las ventanas y sacar el calzado fuera para que se airee. De este modo el aire se renovará y no olerá tanta peste.

4 Polvos para pies. Cuando la casa huele mal es porque tus pies huelen peor, por eso si quieres que la casa huela mejor tendrás que conseguir que tus pies dejen de oler mal. Lava tus pies diariamente –siempre que te descalces- y después échales polvos especiales para el olor de pies que puedes encontrar en cualquier farmacia.

5 Incienso. El incienso puede convertirse en tu gran remedio para que el olor de pies quede camuflado en momentos de visitas inesperadas. En cuanto llamen a la puerta, ve a por el incienso y ponlo en varios lugares de la casa, así no lo olerá mal.