Dolor de espalda durante el embarazo: tipos, causas y remedios prácticos

Dolor de espalda durante el embarazo

Son muchas las causas que pueden explicar el origen de los dolores en la espalda cuando nos quedamos embarazadas. La explicación más genérica subyace en la evidente tensión a la que progresivamente vamos sometiendo a esta parte del cuerpo, a medida que el útero va creciendo. Esto provoca que las mujeres nos vayamos inclinando hacia atrás durante los últimos meses del proceso, forzando la espalda y haciéndola soportar un trabajo extra.

El dolor en la espalda suele manifestarse entre el quinto y el séptimo mes del embarazo y puede variar de moderado a agudo según el estado físico de la mujer. Evidentemente, existen casos en los que esta dolencia se presenta antes del momento indicado, lo que suele ocurrir en embarazadas que ya arrastraban esta problemática previamente.       

Tipos de dolor de espalda durante el embarazo

Hay dos tipos de dolor de espalda que se pueden manifestar a lo largo del embarazo de una mujer: el dolor lumbar o en la parte baja de la espalda y el dolor pélvico posterior.

Aunque el dolor lumbar se manifiesta a nivel de la cintura, éste puede verse extendido hacia las extremidades inferiores, incluso llegando a afectar los pies. Es una molestia que se genera, ante todo, cuando mantenemos posturas de forma continuada sin permutarlas por otras, de modo que aportemos un dinamismo necesario a la zona. Esta dolencia también puede verse generada a causa de un exceso de sensibilidad en los músculos que rodean la columna vertebral.

Por su parte, el dolor pélvico posterior –que, como su nombre indica, se presenta en la parte trasera de la pelvis- resulta mucho más frecuente que el lumbar en las mujeres embarazadas. Las molestias suelen estar localizadas en la zona de la cintura, por debajo de la misma y a lo largo del hueso sacro. El dolor puede ir acompañado de rigidez en el pubis cuando nos despertamos por las mañanas. En definitiva, es un tipo de patología que puede verse agravada al realizar tareas tan rutinarias como girarse en la cama, subir escaleras, correr o caminar.

Aliviar las dolencias de espalda a lo largo del embarazo

Lo más acertado, aparte de la evidente y necesaria visita al médico, es cuidar las posturas que adoptamos a lo largo del día, de modo que movamos continuamente el cuerpo.

También pueden ayudar a paliar o, incluso, evitar el dolor de espalda durante período sugerencias como usar calzado con tacón bajo, no levantar objetos pesados, no inclinarse para recoger cosas del suelo, sentarse en sillas que tengan respaldos adecuados, dormir de costado o con almohadas entre las piernas como soporte y aplicar calor o frío en la zona afectada por las dolencias.

Resulta de gran ayuda acudir a un fisioterapeuta de confianza que no sólo pueda masajear la zona para aliviarla, sino también para que nos pueda ofrecer una tabla de ejercicios básicos con los que podamos fortalecer y aliviar tanto la espalda como las piernas. 

Marta Valle  •  viernes, 10 de mayo de 2013

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x