Dolor de espalda en la parte baja: combate el lumbago o lumbalgia

Dolor de espalda parte baja

El dolor en la parte baja de la espalda o, como se conoce de forma más técnica, la lumbalgia es un tipo de patología al que prácticamente toda la población nos vamos a enfrentar alguna vez en nuestras vidas. Aunque es cierto que estas molestias pueden localizarse en cualquier zona de la espalda, la región lumbar, al sostener la mayor parte del peso del cuerpo, se ve más forzada a sufrir lesiones y dolencias varias.

Causas del dolor en la parte baja de la espalda

En realidad el 90% de los dolores relacionados con la zona lumbar se deben a patologías funcionales de la columna vertebral como la hipomovilidad articular, la miofascitis o la compresión de un nervio y no a patologías estructurales como puedan ser los tumores, el desgaste muscular o una hernia de disco. Esto no es óbice para que podamos sufrir una lumbalgia debido a una lesión muscular repentina o bien espasmos o desgarros tanto de los músculos como de los ligamentos.

La parte baja de la espalda es una zona muy sensible que está continuamente sometida a malas posturas, traumatismos, defectos hereditarios, esfuerzos y usos incorrectos. Por ello, entre los factores de riesgo para sufrir una lumbalgia encontramos la falta de fuerza y resistencia en la zona de la columna, malos hábitos posturales, trabajos físicos pesados, muchas horas de conducción, sedentarismo, baja forma física, edad avanzada, el estrés, el alcohol y las drogas, el sobrepeso, la escoliosis, patologías circulatorias o tareas excesivamente repetitivas.

La sintomatología a la hora de detectar un dolor en la parte baja de la espalda puede ser muy variada. La sensación de dolor puede ser leve o aguda, es posible que sintamos un hormigueo en la zona, incluso ardor. Dependiendo de la gravedad de la dolencia, ésta puede verse extendida a las piernas y a los pies. Dados los diferentes tipos de lumbalgia existentes, el dolor puede llegar a ser tan intenso que incluso es posible que nos deje incapacitadas para movernos.

Tratamiento de la lumbalgia o lumbago

La primera medida que hemos de tomar cuando detectamos un dolor de este tipo es acudir a un especialista que pueda tratar correctamente la dolencia. Es importante evitar la automedicación y el forzamiento de la zona que pueda llevar a agravar la lesión. Una vez dicho esto, aquí van algunos consejos que pueden ayudarnos a sobrellevar el dolor en la parte baja de la espalda.

Resulta esencial suspender la actividad física durante los primeros días de tratamiento, de esta forma no sólo aliviaremos los síntomas sino que propiciaremos la reducción de la inflamación de la zona. Aplicar durante las primeras 48 o 72 horas hielo en el área afectada para después usar calor. Los analgésicos como el ibuprofeno o el paracetamol pueden ayudar a sobrellevar el dolor.

Cuando nos acostamos, la posición adoptada debe ser fetal con una almohada en las piernas, de esta forma aliviaremos la presión en la zona lumbar. No es recomendable el reposo absoluto en la cama, por lo que una vez pasados los dos primeros días se recomienda mantener el cuerpo activo aunque sea de una forma más lenta y paulatina de la que estamos acostumbradas.

Marta Valle  •  martes, 7 de mayo de 2013

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x