Dolor de espalda en la parte baja: combate el lumbago o lumbalgia

Los masajes en la zona pueden ayudar a aliviar las molestias

Tamara Sánchez

Lumbago o lumbalgia: por qué aparece y cuál es su tratamiento

El dolor en la parte baja de la espalda o, como se conoce de forma más técnica, la lumbalgia es un tipo de patología a la que prácticamente toda la población nos vamos a enfrentar alguna vez en nuestras vidas. Las personas más propensas a padecerlo son las que están en un rango de edad entre los 30 y los 60 años. Aunque es cierto que estas molestias pueden localizarse en cualquier zona de la espalda, la región lumbar, al sostener la mayor parte del peso del cuerpo, se ve más forzada a sufrir lesiones y dolencias varias.

En Diario Femenino te explicamos por qué se produce el dolor de espalda en la parte baja y cuál es el tratamiento más adecuado para paliar las molestias.

Causas del dolor en la parte baja de la espalda

En realidad el 90% de los dolores relacionados con la zona lumbar se deben a patologías funcionales de la columna vertebral como la hipomovilidad articular, la miofascitis o la compresión de un nervio y no a patologías estructurales como puedan ser los tumores, el desgaste muscular o una hernia de disco. Esto no es impedimento para que podamos sufrir una lumbalgia debido a una lesión muscular repentina o bien a causa de espasmos o desgarros tanto de los músculos como de los ligamentos.

La parte baja de la espalda es una zona muy sensible que está continuamente sometida a malas posturas, traumatismos, defectos hereditarios, esfuerzos y usos incorrectos. Por ello, entre los factores de riesgo para sufrir una lumbalgia encontramos la falta de fuerza y resistencia en la zona de la columna, malos hábitos posturales, trabajos físicos pesados, muchas horas de conducción, sedentarismo, baja forma física, edad avanzada, el estrés, el alcohol, el tabaco y las drogas, el sobrepeso, la escoliosis, patologías circulatorias o tareas excesivamente repetitivas.

Además, hay otras causas que son menos habituales pero que también son susceptibles de provocar dolor de espalda en la parte baja. Entre ellas podemos encontrar las siguientes:

+ Infecciones del riñón o cálculos renales.

+ Perder el tono de los músculos de la espalda.

+ Esguince o torcedura.

+ Problemas en las articulaciones como la artritis, osteoartritis, artritis psoriásica y artritis reumatoidea.

+ Infección de la columna vertebral (osteomielitis, disquitis, absceso).

+ Enfermedades que afectan a los órganos reproductores femeninos como la endometriosis, los quistes ováricos, el cáncer ovárico o los miomas uterinos.

Síntomas del lumbago o lumbalgia

La sintomatología a la hora de detectar un dolor en la parte baja de la espalda puede ser muy variada. La sensación de dolor puede ser leve o aguda, es posible que sintamos un hormigueo en la zona, incluso ardor y espasmos musculares. Dependiendo de la gravedad de la dolencia, ésta puede verse extendida a otras zonas del cuerpo como las piernas, la cadera o la parte inferior del pie. Dados los diferentes tipos de lumbalgia existentes, el dolor puede llegar a ser tan intenso que incluso es posible que nos deje incapacitadas para movernos.

Aunque la lumbalgia es un tipo de dolor de espalda muy habitual, de hecho en Estados Unidos es la segunda causa de consultas médicas después de la gripe y los resfriados, su gravedad puede variar mucho dependiendo de la causa que la origine. Por ejemplo, una simple distensión muscular puede generar un dolor tan agudo que lo más probable es que el paciente necesite ir de urgencias al médico, mientras que una degeneración discal suele provocar síntomas mucho más leves e intermitentes.

Tratamiento de la lumbalgia o lumbago

Dolor de espalda en la parte baja: causas y tratamiento

La primera medida que hemos de tomar cuando detectamos un dolor de este tipo es acudir a un especialista que pueda tratar correctamente la dolencia. Es importante evitar la automedicación y el forzamiento de la zona que pueda llevar a agravar la lesión. Una vez dicho esto, aquí van algunos consejos que pueden ayudarnos a sobrellevar el dolor en la parte baja de la espalda.

+ Resulta esencial suspender la actividad física durante los primeros días de tratamiento, de esta forma no sólo aliviaremos los síntomas sino que propiciaremos la reducción de la inflamación de la zona.

+ Para aliviar las molestias en la zona afectada, se recomienda aplicar frío o calor durante las primeras 48 o 72 horas. La opción más eficaz consiste en aplicar hielo durante unas horas y después usar calor.

+ Los analgésicos como el ibuprofeno o el paracetamol pueden ayudar a sobrellevar el dolor.

+ Cuando nos acostamos, la posición adoptada debe ser fetal con una almohada en las piernas, de esta forma aliviaremos la presión en la zona lumbar.

+ Los masajes también pueden ayudar a reducir el dolor. En este caso es muy importante contar con un fisioterapeuta especializado puesto que una mala presión puede empeorar aún más el problema.

+ No es recomendable el reposo absoluto en la cama, por lo que una vez pasados los dos primeros días se recomienda mantener el cuerpo activo aunque sea de una forma más lenta y paulatina de la que estamos acostumbradas. Para comenzar se puede hacer algo de ejercicio aeróbico y, más adelante, ir incluyendo distintos tipos de estiramientos. En el siguiente video podrás ver algunos ejercicios muy eficaces y sencillos para aliviar los dolores de espalda. Puedes realizarlos en casa.

¿Y tú? ¿Tienes dolor de espalda en la parte baja? ¿Te ha sido de utilidad este artículo? Recuerda que si tu dolor de espalda se produce en otras zonas puedes ver los temas: dolor de espalda en la parte alta o dolor en el centro de la espalda.