Hormigueos en la espalda: causas de la parestesia en la espalda

Con el tiempo estos síntomas pueden convertirse en entumecimientos

Tamara Sánchez

Hormigueos en la espalda: causas de la parestesia

Los hormigueos o cosquilleos en la espalda, técnicamente conocidos como parestesias, están causados generalmente por daños en los nervios o por algún tipo de patología en la zona que afecta a las terminaciones nerviosas. Resulta esencial poner atención a este tipo de síntomas pues, con el tiempo, pueden llegar a convertirse en entumecimientos. Sin embargo, para asegurarnos y descartar posibles problemas mayores, lo más recomendable es acudir al médico para que pueda diagnosticar el origen de estos hormigueos.

Causas del hormigueo en la espalda

Cualquier tipo de hormigueo, ardor o cosquilleo está asociado a un nervio sensorial lesionado o dañado. Las causas que los provocan dependen del área concreta afectada, aunque las manifestaciones más comunes radican en un pinzamiento del nervio, una lesión física del nervio o algún tipo de presión que se esté generando sobre una terminación nerviosa específica. Esta sintomatología que se desprende de las parestesias puede responder, además, a algún tipo de enfermedad de origen nervioso.

Por tanto, estos hormigueos pueden estar causados por razones como trastornos de la médula espinal, lesiones deportivas, problemas en la columna vertebral, un accidente cerebrovascular, ciática, una neuropatía periférica y, por supuesto, patologías específicas en la espalda.

Aunque estos ardores, como hemos visto, pueden verse generados por multitud de problemáticas relacionadas con la espalda, una de las más comunes y más graves es la hernia de disco.

Dependiendo de la zona dónde se produzca la dolencia, sentiremos el cosquilleo en diferentes áreas de nuestro cuerpo. Si las patologías se han generado en el área lumbar, lo habitual es sentir estos hormigueos en las extremidades inferiores, tanto en las piernas como en los pies. Sin embargo, si las dolencias afectan a la zona cervical, lo más frecuente resulta encontrar estos casos de parestesia en los brazos o en las manos.

Otros motivos de las parestesias en la espalda

Dolor de espalda y hormigueos

Además de lo que ya hemos expuesto anteriormente, a continuación enumeramos otras posibles razones de la sensación de hormigueo en la espalda:

1 Hormigueos en la espalda a causa del estrés y la ansiedad: el estrés y la ansiedad son los grandes males del siglo XXI. Las emociones fuertes, los nervios y las preocupaciones diarias suelen desembocar en graves perjuicios para la salud, entre ellos, la sensación de hormigueos en la espalda. Si tu parestesia va acompañada de otros síntomas como mareos, sudor o zumbido en los oídos es muy probable que su causa radique en un ataque de pánico o en una ansiedad desmedida. Para ponerle fin lo mejor es acudir a un profesional que nos ayude a encontrar el equilibrio emocional.

2 Parestesia como consecuencia de un cáncer: los hormigueos en la espalda también pueden generarse a causa de un tumor en la médula espinal. En este caso irán acompañados de un fuerte dolor de espalda que se extiende hasta las piernas. Es cierto que este tipo de tumores es difícil de diagnosticar, por eso es importante realizarse revisiones periódicas y acudir a consulta en cuanto notemos la más mínima molestia.

3 Cosquilleo en la espalda por problemas circulatorios: padecer desórdenes circulatorios puede trae como consecuencia el desarrollo de ciertas anormalidades en el organismo debido a que el sistema circulatorio es el responsable de entregar sangre a cada célula de nuestro cuerpo. Si algunas partes del cuerpo no reciben el suficiente flujo sanguíneo se puede crear esta molesta sensación de hormigueo en la espalda. Para conservar el sistema circulatorio en correcto funcionamiento es muy importarte mantener una presión arterial adecuada, un peso indicado, seguir una dieta equilibrada y evitar malos hábitos para la salud como el consumo de tabaco o alcohol.

4 Hormigueos por culpa de la diabetes: uno de los síntomas más habituales en las personas que padecen diabetes (tanto en su estado más inicial como cuando la enfermedad se encuentra más avanzada) es precisamente la sensación de un cosquilleo intermitente en la espalda. Esto se debe principalmente a que esta patología está relacionada con un nivel muy elevado de azúcar en la sangre lo cual provoca alteraciones en el sistema nervioso y esto al mismo tiempo causa los hormigueos. En este caso, la parestesia no se acompaña de dolor de espalda, por eso es importante prestar atención y realizar una consulta a un especialista ante cualquier molestia.

Tratamiento y prevención de los hormigueos en la espalda

Habitualmente, la parestesia cede a los pocos minutos. No obstante, cuando esta aparece como síntoma de alguna de las patologías citadas, el tratamiento dependerá de la afección concreta. Normalmente el equipo médico suele aconsejar la ingesta de analgésicos para aliviar las molestias.

A pesar de que el conjunto de patologías que pueden derivar en la presencia de hormigueos en la espalda es muy amplia, existen algunos factores que puedes tener en cuenta a la hora de que las molestias desaparezcan o mejoren considerablemente. Nos estamos refiriendo a un estilo de vida saludable en el que incluyas una dieta variada y equilibrada y la realización de ejercicio físico moderado de manera regular. 

¿Y tú? ¿Tienes hormigueos en la espalda? ¿Te ha sido útil este artículo? Déjanos tu opinión en los comentarios.