Dolor de espalda al respirar: causas y remedios

El ejercicio físico o una lesión son las causas más comunes

Tamara Sánchez

Causas del dolor de espalda al respirar y tratamiento

La zona de la espalda está directamente relacionada con los músculos de la parte frontal del torso, asociados, a su vez, con el sistema respiratorio. Por una cuestión meramente biológica, los pulmones están posicionados cerca de las zonas cervical y dorsal, por lo que una patología dada en la que la musculatura del área precisada se encuentre inflamada, dolorida o, incluso, estresada, puede verse incrementada por el simple hecho de respirar. Concretamente el dorsal ancho, los deltoides y el trapecio trabajan en conjunción con el pecho para acondicionar adecuadamente los movimientos requeridos al respirar.

Causas del dolor de espalda al respirar

La dificultad para respirar relacionada con el dolor de espalda puede tener diversos orígenes:

+ En lo que respecta a las propias lesiones musculares suelen ser las denominadas contracturas las causantes de que se produzca este desagradable efecto en nuestro organismo. El dolor dorsal, especialmente el que tiende a redundar en crónico, se debe generalmente a malas posturas, al sedentarismo, a movimientos bruscos o a la manipulación incorrecta de objetos pesados, lo que acaba desembocando en patologías específicas como las mentadas contracturas. Éstas, por su lado, tienden a agravarse al respirar.

+ Una práctica deportiva o un ejercicio físico que sean en exceso exigentes pueden llegar a cargar y ejercer una enorme presión sobre la espalda y producir dolencias. Lesiones que, debido a su naturaleza, van a limitar los movimientos físicos que podemos hacer. Como la propia acción de respirar mueve masas musculares muy amplias, es posible que este dolor se refleje en otras zonas como el pecho o el abdomen.

+ Si no es una lesión muscular la que provoca el dolor agudo al respirar y este se prolonga durante más de dos semanas, debemos recurrir ya a un diagnóstico más especializado en torno a patologías graves como enfermedades cardiacas o pulmonares. Si este es el caso, resulta obvio aconsejar la confirmación de este hecho con un profesional médico ya que el paciente podría estar sufriendo neumonía o neumotórax. De todas formas, en estos casos, el dolor de espalda al respirar viene acompañado de otros síntomas como falta de aire, fiebre o tos.

+ Si el dolor de espalda al respirar comienza a advertirse tras una caída o un golpe, es probable que pueda deberse a una fractura en la costilla. Este problema también va asociado a otros síntomas como dolor en el pecho, moretones e hinchazón. En estos casos, lo aconsejable es acudir a consulta médica inmediatamente después del golpe ya que existe riesgo de lesión en órganos internos como los pulmones o el corazón. 

Qué causa el dolor de espalda al respirar y cómo tratarlo

Remedios para las molestias en la espalda cuando respiramos

Hay que recurrir a las terapias básicas, al uso de recuperación muscular. Si el dolor se convierte en crónico, la alternativa médica a través de analgésicos y antiinflamatorios resulta muy útil, a la par que una visita al fisioterapeuta de forma que trate específicamente nuestra dolencia con masajes u otro tipo de técnicas pasivas.

El trabajo físico moderado a través de las tablas de estiramiento también ofrece gran ayuda en aras de recuperarnos o paliar este tipo de dolores que, al fin y al cabo, limitan nuestra capacidad de movimiento.

Si la causa del dolor de espalda es una fractura en las costillas, seguramente el profesional médico pautará reposo, compresas frías, vendajes, terapia magnética y los ya mencionados antiinflamatorios y analgésicos.

Si el fruto del dolor son problemas pulmonares, los cuidados suelen incluir antibióticos, fisioterapia respiratoria y máscara de oxígeno.

En los casos más leves, el dolor de espalda comienza a calmarse tan solo con el descanso y la relajación. Aliviar esta molestia a veces es más sencillo de lo que imaginas: mejorías en la postura, pérdida de peso, un cambio de colchón (si tiene más de diez años de uso) y la realización de actividades físicas como el yoga puede ayudarte mucho a paliar el dolor.

A continuación te dejamos un video en el que podrás ver ejercicios muy útiles y efectivos para calmar el dolor de espalda. Son sencillos y puedes realizarlos en casa.