Dolor en el centro de la espalda: causas y tratamiento

Las contracturas y el sedentarismo son dos de las principales causas de la dorsalgia

Tamara Sánchez

La zona central de la espaldadorsal es aquella que se encuentra situada en el espacio ocupado entre las cervicales y las lumbares. Aunque se trata de un área menos propensa a sufrir desgaste muscular debido a la escasa movilidad con la que cuenta, claramente inferior a las otras dos que conforman la totalidad de la espalda, ciertamente es posible observar un deterioro suficiente como para que se puedan desarrollar diferentes tipos de dolencias. Las causas que propicien su desarrollo, por otra parte, serán las que definan la gravedad de las mismas.

En Diario Femenino te contamos por qué se produce el dolor en la parte media de la espalda y cuál es el tratamiento más indicado para este tipo de molestias.

Causas del dolor en el centro de la espalda

Son varios los factores de riesgo que pueden hacer viable la aparición de dolores en la zona central de la espalda. La afección en la propia estructura muscular del área dorsal es uno de los motivos más frecuentes en la aparición de este tipo de problemas, siendo las contracturas la manifestación más palmaria y evidente de este factor. El deterioro de los discos intervertebrales es otra causa bastante común en la aparición de dolores en la zona dorsal, pudiendo manifestarse en forma de hernias discales a lo largo de todo este tramo de la columna vertebral.

Por su parte, el dolor óseo es otro factor de potencial desarrollo de molestias en la zona central de la espalda. Las fracturas, muy frecuentes en mujeres que han pasado la menopausia o que padecen osteoporosis, resulta la principal causa de aparición de este tipo de dolencias. Estas molestias pueden oscilar entre diferentes grados de gravedad y tienden a disminuir con medicación específica acompañada de reposo temporal.

Los factores emocionales como el estrés continuado o la ansiedad también pueden influir considerablemente en la aparición de una dorsalgia. Sucede lo mismo con el sobrepeso y el sedentarismo, dos agentes determinantes en las molestias en este área.

El dolor en el centro de la espalda también puede deberse a una enfermedad autoinmune, como la espondilitis anquilosante, o a un problema estático adquirido como una escoliosis generada en la adolescencia. Otras causas como los esfuerzos violentos, las caídas o los golpes directos en la zona dorsal también pueden desembocar en un fuerte dolor en esta franja.

Síntomas del dolor en el centro de la espalda

El síntoma más habitual es el dolor localizado entre los omóplatos. Dependiendo del origen/causa de las molestias, estas pueden causar desde un dolor continuo y difuso en la región dorsal hasta un dolor agudo que se irradia a lo largo de las costillas dificultando incluso la respiración o el movimiento del tronco.

¿Cuándo ir al médico ante un dolor en la parte media de la espalda?

El dolor en el centro de la espalda no se considera como algo grave. Habitualmente se termina pasando en unas pocas semanas, no obstante hay ciertas señales que nos indican que deberíamos darle más importancia al asunto y acudir de inmediato a un profesional médico.

El principal signo de alarma (y esto es aplicable no solamente a los dolores de espalda, sino a cualquier otro dolor o enfermedad) se manifiesta cuando las molestias son tan grandes que no nos permiten continuar con nuestra vida diaria con normalidad. Es decir, si tu dolor de espalda te incapacita a la hora de andar, de comer o de dormir, debes acudir a un especialista.

También debes fijarte en otra serie de síntomas que pueden estar advirtiéndote de que lo que padeces necesita atención médica. Estos síntomas son:

+ Dificultad a la hora de respirar.

+ Fuerte dolor en el pecho.

+ Dolor intenso en la mandíbula.

+ Pérdida de control.

+ Sensación de hormigueo en las extremidades.

Posible tratamiento para el dolor en el centro de la espalda

Para prevenir la generación de problemas en el área central de la espalda resulta absolutamente adecuada la adquisición de un buen tono muscular a través de la práctica de ejercicios físicos orientados a trabajar la zona dorsal. La correcta higiene postural tanto a la hora de estar de pie como en posición sentada o tumbada es otro medio capaz de evitar muchos disgustos de este tipo. Una vez desarrollada la problemática, podemos consultar con especialistas en fisioterapia que nos puedan aconsejar tratamientos adecuados a nuestras circunstancias.

En casos más graves en los que se deba acudir al médico será este quien paute el tratamiento más adecuado en base al estilo de vida del paciente, su peso, su estatura y las causas concretas que originan el dolor. El diagnóstico se determinará por medio de la exploración física y algunas pruebas complementarias como radiografías o resonancia magnética.

Esos son algunos de los posibles tratamientos o técnicas que se pueden utilizar para paliar el dolor en el centro de la espalda:

+ Aerosoles, cremas o geles para calmar las molestias.

+ Analgésicos y antiinflamatorios como el ibuprofeno.

+ Cirugía, en el caso de que la causa sea una hernia discal, por ejemplo.

+ En los casos en los que se considere que el dolor es debido al estrés o la ansiedad, el médico puede pautar una terapia con el psiquiatra.

Además de todo lo anterior, para prevenir el dolor de espalda se aconseja utilizar un colchón firme (se recomienda cambiarlo cada 8-10 años), evitar los zapatos de tacón muy altos y tratar de no cargar objetos demasiado pesados.

A continuación te dejamos un video en el que podrás ver algunos ejercicios para aliviar el dolor de espalda. Son muy sencillos y puedes realizarlos en casa.

¿Y tú? ¿Tienes dolor en el centro de la espalda? ¿Te ha sido de utilidad este artículo? Recuerda que si tu dolor de espalda se produce en otras zonas puedes ver los temas: dolor de espalda en la parte alta o dolor de espalda en la parte baja.