Endometriosis y otros enemigos del embarazo

Lidia Nieto

Endometriosis y otros enemigos del embarazo

Antes de nada hay que establecer una aclaración de términos: ¿es lo mismo esterilidad e infertilidad? ¡No! El primero se define como la incapacidad de quedarse embazada, por ejemplo, durante un año, y el segundo está más relacionado con la imposibilidad de concebir. ¿Las causas por las que se dan uno y otro? Son diversas, pero algunos estudios señalan factores como el ritmo de vida, el estrés, la contaminación, los hábitos alimenticios o la edad de la mujer a la hora de concebir, algo que se está retrasando casi hasta los 40 años en muchas culturas. 

Endometriosis y otras enfermedades que provocan cierta amenaza para el embarazo

Según Fulvia Mancini, la directora médica de Clínicas Eva, existen algunas enfermedades llamadas "enemigas" que influyen en el proceso de concepción, en algunos casos, y en otros en la interrupción del embarazado. ¿Cuáles son esas enfermedades? 

+ Celiaquía. La intolerancia al gluten provoca la aparición de anticuerpos que pueden asociarse a un aborto espontáneo durante el primer trimestre. Por eso, un diagnóstico a tiempo y unos cambios de pautas a la hora de comer pueden atajar este problema. Y, como consejo, la directora médica recomienda "preservar la fertilidad puesto que el riesgo de padecer menopausia precoz o fallo ovárico es muy alto. De esta manera, si la mujer congela sus óvulos para implantárselos en el futuro se evitará la posiblidad de sustos cuando quiera ser madre". 

+ Tiroidismo. Un descenso en el nivel de hormonas tiroideas debe ser motivo para que el endocrino establezca unas pautas y un tratamiento a base de levotiroxina sódica, la hormona sustitutiva para el tiroides. En cuanto a la alimentación, añade la experta, "es muy importante que se utilice sal yodada para que el tiroides del bebé pueda funcionar correctamente y producir las hormonoas que necesita". 

+ Endometriosis, aunque puede dificultar el hecho de quedarse embarazada y puede dar lugar a abortos prematuros, sí se puede llegar a buen término teniendo endomeriosis, pero tu embarazo se catalogará por tu ginecólogo como de riesgo, algo que también ocurre con el síndrome del ovario poliquístico.