Tipos de anillos de compromiso: haz una elección acertada

Un anillo de compromiso es para toda la vida

Ana Van den Eynde

 anillos de compromiso

Para que haya una boda, tiene que haber una pedida de matrimonio previa. Qué mejor forma de consolidar definitivamente tu relación de pareja que con un fabuloso anillo de compromiso con el que gritar a los cuatro vientos y poder presumir de que te vas a casar con tu chico.

La costumbre de regalar un anillo a la novia para formalizar la unión pre-matrimonial no es nueva. Ya en la Edad Media se impuso casi como un obligación el colocar un anillo de compromiso en el dedo de la prometida; lo consideraban, por su elevado precio, como una especie de precontrato para asegurar la boda, para indicar que sí que había esa intención firme de contraer matrimonio.

A día de hoy, por lo general se sigue manteniendo esa tradición, aunque en algunas ocasiones, en lugar de un anillo de compromiso, se obsequia a la novia con unos pendientes o una pulsera. 

Elige el mejor anillo de compromiso

anillos de compromiso

Los anillos de compromiso significan que la novia está dispuesta a dar el paso de pasar por la vicaría y dar el 'sí quiero'. Generalmente, el valor económico de estas joyas es elevado, y a la hora de elegir uno en concreto, se deben tener en cuenta varios detalles.

Antes de empezar a ver modelos, tienes que ser consciente de que un anillo de compromiso es para toda la vida y que, por tanto, no puede pasar de moda. Por ello, no compres el último y desenfadado o innovar grito en este tipo de joyas si no quieres que a los cinco o seis meses consideres que eso "ya no se lleva".

Además, hay que tener muy presentes los gustos personales de la novia para propiciar que use el anillo a menudo y no sólo en ocasiones especiales.

Materiales de los anillos de compromiso

Una novia luciendo su anillo de compromiso

Y en cuanto a los materiales de los que está formado el anillo de compromiso, se recomienda elegir uno de oro o platino, porque su durabilidad y resistencia es mucho mayor. Pero también se pueden escoger otras opciones más económicas como el titanio o el acero inoxidable.

Junto a estos materiales están las "joyas de la corona": las piedras preciosas. El diamante es el material más costoso, económicamente hablando, del que puede estar formado un anillo de compromiso. Su precio viene dado por el tamaño y sus formas mas frecuentes son la redonda (destaca el brillo de la piedra), la cuadrada (da sensación de mayor tamaño) y la rectangular (considerado de los más sofisticados).

No obstante, en la actualidad muchas mujeres prefieren piedras semipreciosas tales como zafiros, rubíes o esmeraldas, materiales algo más económicos y que dan un toque más juvenil a la novia.