Trabajar embarazada

Trabajar durante el embarazo

El embarazo es un momento delicado en la vida de cualquier mujer porque no podemos controlar todos los cambios que se están produciendo en nuestro cuerpo. Queremos asegurarnos de hacer lo mejor para que nazca un bebé sano, pero a veces no sabemos si estamos haciendo lo correcto. ¿Es bueno trabajar durante el embarazo?

Embarazo y trabajo de riesgo

Si un embarazo presenta complicaciones desde el principio o si es considerado un embarazo de riesgo, lo más seguro es que tu médico te pida reposo, en cuyo caso tendrás que dejar de trabajar con la seguridad legal que te dará tu baja médica por complicaciones en el embarazo. Bien es cierto que no todas las mujeres están en una situación laboral de regularidad y eso puede generar un alto grado de estrés que puede afectar al desarrollo del bebé.

Lógicamente, si tienes que realizar tu trabajo en un entorno peligroso, como estar en contacto con sustancias químicas, o en ambientes de mucho calor, o estar en contacto con infecciones, como le ocurre al personal sanitario, debes consultar con tu médico si la mejor opción es una baja médica o simplemente basta con determinadas precauciones.

Lo cierto es que durante el embarazo tendrás que evitar ciertas situaciones aunque ni tu embarazo ni tu trabajo sean considerados de riesgo. Y es que no sólo es peligroso estar en contacto con sustancias químicas o realizar trabajos pesados, sino que un empleo físicamente tranquilo como puede ser estar sentada frente a un ordenador puede presentar también complicaciones.

Recomendaciones durante el embarazo

Por lo general, las mujeres que siguen trabajando durante el embarazo presentan un riesgo menor de complicaciones en el desarrollo del bebé. Esto se debe que no padecen el estrés producido por la ruptura de su vida cotidiana. Pero si eres de las que puede continuar tranquilamente con su trabajo durante el embarazo, conviene que sigas algunas recomendaciones.

-    Descansa al máximo. Tanto por la noche, durante las horas de sueño, como en el trabajo, no dudes en tomarte los descansos que necesites para evitar la fatiga.
-    Bebe abundante líquido y haz un ejercicio moderado.
-    Evita en lo posible las situaciones de estrés o de extremada responsabilidad en el trabajo.
-    Evita el contacto con sustancias químicas o peligrosas para la salud del bebé.
-    Regula la temperatura en tu lugar de trabajo.
-    Evita levantar objetos pesados.
-    Si trabajas sentada, usa un reposapiés y procura levantarte y andar un poco cada cierto tiempo. Vigila la postura de tu espalda.

Ten en cuenta que si puedes eliminar algunos de los riesgos que supone el trabajo, continuar con tu labor durante el embarazo hará que tu bebé nazca más sano. Pero tienes que tomártelo con calma y aceptar que durante un tiempo habrá cosas que no puedas hacer.

Si tu médico te recomienda la baja médica, no te la juegues, será porque considera que tu trabajo no es adecuado para el buen desarrollo del embarazo.

Laura Sánchez  •  miércoles, 11 de julio de 2012

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x