Busco un novio de alquiler

Busco un novio de alquiler

Aunque cada vez más gente abraza las ventajas de la soltería, aún quedan restos de esa mentalidad arcaica y machista que margina a la mujer soltera como si alguna tara le impidiera encontrar pareja. Y a pesar de que en la mayoría de los casos, ser single es una opción muy deseada, hay muchas mujeres a las que no les apetece hacer frente a las críticas y chismes de la familia o de los conocidos y se deciden a presentar en sociedad a su "novio falso" o novio de alquiler.

Novios de alquiler, toda una tendencia

Alquilar un novio se está convirtiendo en toda una tendencia en algunas sociedades como la china, donde aún perviven las estrictas tradiciones sociales, o en Estados Unidos donde en ciertos ámbitos se necesita de la aprobación social conservadora para lograr el éxito. La polémica está servida, ya que estas agencias donde se consiguen novios por horas o incluso por varios días no entran en ninguna de las categorías conocidas.

Los novios de alquiler no son "prostitutos" ni tampoco son ligues virtuales de los que encuentras en las webs de citas. Son el equivalente masculino a aquellas "chicas de compañía" que ofrecían servicios de acompañamiento sin incluir relaciones sexuales. Porque lo que puedes esperar de un novio de alquiler es que te de la mano en presencia de tus padres o de tus compañeros de trabajo y simule por unas horas ser la pareja ideal.

No está mal la idea si no te apetece que te hagan las mismas preguntas de siempre de por qué no tienes pareja o si no piensas formar una familia. Si a la incomodidad de soportar los reproches velados de muchas familias le sumamos que en lugares como China se considera una falta de respeto hacia los padres no tener descendencia, la opción del novio de alquiler se presenta como la solución ideal.

Pros y contras de alquilar un novio

No deja de ser curioso que esas familias que se escandalizan de que sus hijas sigan solteras pasada la treintena sean las mismas que las animan a que tengan unos estudios y consigan un puesto de trabajo respetable. Porque si te dedicas a formarte y a labrarte una carrera profesional digna de la envidia de tus vecinos, lo más probable es que no tengas tiempo para buscar pareja.

Alquilar un novio puede ser una buena idea para evitar esos momentos sociales bochornosos en los que, por más convencida que estés de tu soltería, la presión social acaba por hacerte dudar. Sin embargo no deja de ser un parche que no solucionará el problema de tolerancia y respeto al que te enfrentas. Puede que con tu novio de alquiler hayas salido airosa de la boda de tu prima, pero eso no cambia el hecho de que tu familia no acepta tu forma de vida.

Y no sabemos hasta qué punto es positivo para tu desarrollo personal fingir una personalidad distinta sólo por el qué dirán. Tal vez es que no estás tan segura de ti misma como para defender tu felicidad ante quien haga falta.

Laura Sánchez  •  martes, 19 de febrero de 2013

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x