Aprende a decir 'no'

Aprende a decir no

Aprender a decir no es una de las primeras cosas que tenemos que hacer si queremos mejorar nuestra autoestima y nuestro desarrollo personal. Son muchas las situaciones que requieren un no por respuesta y la mayoría de las veces somos incapaces de decirlo. Inmediatamente nos sentimos fatal porque nos sentimos utilizadas por la persona que nos está pidiendo el favor y esa debilidad hace que nos valoremos menos. Aunque también hay hombres incapaces de decir no, las mujeres somos especialmente sensibles a este problema dada la tendencia que tenemos a sentirnos culpables por todo.

Por qué decir 'sí' cuando quieres decir 'no'

Lo cierto es que aprender a decir no es muy complicado y se requiere un gran esfuerzo personal, pero conviene tener algunos aspectos claros. Decimos que sí cuando queremos decir no por temor a sentirnos rechazadas y porque tenemos la necesidad de agradar y de sentir que los demás nos aprecian y nos respetan. Esto es importante, porque es más probable que te ganes el respeto de los demás si sabes decir no que si siempre accedes a las peticiones.

No se trata de negarse a todo por sistema y, obviamente hay que tener mucho cuidado con negarse a ciertas cosas en el trabajo, y más en estos tiempos de crisis, pero hay que diferenciar claramente cuándo están abusando de ti, sea el jefe, tus padres, tus hijos, tus hermanas, tu pareja o tus amigas. Recuerda que cuando aceptas una situación que no deseas sólo por miedo al rechazo de los demás, lo único que estás haciendo es perder seguridad y confianza en ti misma y, en cierto sentido, anularte en las relaciones sociales.

Porque decir que no tampoco sienta tan mal al que lo escucha, sobre todo si se hace con educación. Si lo intentas, verás cómo la mayoría de las veces la reacción de la otra persona no es de rechazo ni de enfado, sino de comprensión y de aceptación. Sólo tienes que probarlo.

Cómo decir 'no'

Hacer un favor a alguien es algo que tiene que salir del corazón, por eso si alguien te pide que hagas algo y en tu interior sientes que no lo quieres hacer es el momento oportuno de decir no. Tampoco hace falta que des una negativa de forma agresiva, pero sí de forma contundente. Aunque no es necesario perder la educación y siempre quedas mejor con una disculpa por delante del tipo "me encantaría hacerlo pero no puedo". Dar una explicación breve de por qué no puedes hacerle el favor hace tu negativa más efectiva, pero no es necesario extenderse demasiado.

Una forma de quedar bien cuando nos negamos a hacer un favor concreto es proponer una alternativa, como "hoy no puedo hacerlo, pero la semana que viene puedes contar conmigo". Eso hace que la otra persona siga teniéndote en cuenta a la vez que te respetará más. En cualquier caso, no te olvides de decir tu negativa con educación, amabilidad y con una sonrisa.

Pero tienes que empezar a decir no, porque ganarás en confianza, seguridad, autoestima y te sentirás mejor contigo misma, además de mejorar considerablemente tus relaciones sociales porque dejarás de sentirte inferior y utilizada.

Laura Sánchez  •  lunes, 3 de diciembre de 2012

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos