Tomarse las cosas a nivel personal daña tu autoestima

Descubre qué hacer cuando te sientas atacado

Napoleón Fernandez

tomarse las cosas a nivel personal

¿Por qué piensas que todo pasa por ti? ¿Por qué te sientes que todo comentario, sobre todo los malos, se refieren a algo que has hecho o que has dicho en algún momento? ¿Por qué te sientes siempre atacado y agredido por los demás? Quizás no te estás dando cuenta, pero ese comportamiento de tomarte las cosas a nivel personal están lastimando tu autoestima, tu confianza en ti mismo y la valoración que tienes sobre tu persona.

Son pensamientos tan negativos que te están están afectado a tu forma de pensar, de actuar y de relacionarte con el mundo, mostrándote como una persona amargada, distante y, hasta cierto punto, agresiva. No eres capaz de aceptar una crítica y todo te lo tomas como un ataque. ¿Por qué? Eres emocionalmente débil y la única manera de estar en la sociedad es adoptando una postura a la defensiva. ¿Quieres cambiar? Te damos las claves para hacerlo. 

 

Trucos para dejar de tomarse las cosas a nivel personal

Si llevas toda la vida tomándote las cosas como algo personal, pegar un giro no va a resultar fácil, pero tampoco será una misión imposible. Es cuestión de educar tu mente, de darle al reset en tu cabeza y de empezar a ver la vida desde otra perspectiva. Aquí te damos algunos consejos útiles para alcanzar tu propósito. 

1 Sé sincero contigo mismo  

Tus amigos y familiares saben cómo eres y son conocedores de que tiendes a llevar cualquier comentario al terreno personal. ¿Qué tal si hablas con los más cercanos para comunicarles tu intención de variar esa forma de actuar y de comportarte? Empatizarán más contigo y te intentarán ayudar para que veas que las opiniones que transmiten lo hacen para narrar una experiencia personal, pero que no lleva implícito ningún tipo de acritud hacia ti. De la mano de ellos, será más fácil llegar a tu objetivo.  

2 Piensa en los demás 

Una de las principales características de una persona que suele tomarse las cosas a pecho es que es bastante egocéntrico. Todo pasa por él: la gente habla para criticarle, las personas comentan para hacerle daño, los compañeros de trabajo cuestionan todo lo que hace.... ¡Mentira! Esa es su percepción de la realidad, por eso hay que intentar cambiar el enfoque. A partir de ahora, deja de creer que eres el ombligo del mundo, ponte en la piel de los demás y piensa un poco en los que te rodean. Si son tu familia y tus amigos de corazón, no van a querer que sufras y estarán contigo en los buenos y malos momentos, así que no te montes dramas en tu cabeza. 

3 Rodéate de personas positivas y que te quieran 

tomarse las cosas a pecho  

¿Cuántas veces has oído hablar de las personas tóxicas? Son el tipo de gente que te roba la energía, que te desgasta emocionalmente, que no te aporta nada a tu vida y que solo te trae problema tras problema. Son fáciles de identificar, porque se acercarán a ti por el interés, no porque se preocupen por ti. Y, otro rasgo muy característico de las personas tóxicas, no buscan tu bien ni tu felicidad, sino que te conviertas en gente como ellas: negativas, pesimistas y tristes. 

4 Sonríe y sé amable 

Cuando te levantes por la mañana, ponte como objetivo sonreír y ser amable con todas las personas que te cruces de tu casa al trabajo: tu vecina del bajo, el panadero, el señor del autobús, la viejecita que a la misma hora pasa su perrito... Antes de entrar en la oficina, tómate  unos segundos y piensa: ¿No te sientes más feliz? Si te tomas las cosas con humor, en lugar de llevarlas al terreno personal, comenzarás más a disfrutar de esos pequeños placeres que nos aporta la vida. Y, de paso, reducirás el estrés, quemarás calorías y mejorarás tu sistema inmunológico. Sonríe y la vida te sonreirá. 

5 Trabaja tu autoestima y tu autoconfianza 

Una de las principales razones de tu compaortamiento está en tu baja autoestima. Y es que tomarse las cosas a nivel personal es un síntomas de inseguridad, de miedo y de incertidumbre a no saber si que lo haces está bien o mal. Esa percepción negativa que tienes de ti mismo se refleja en cada una de tus conductas diarias. Te pasas la vida dándole vueltas a lo que los demás opinarán de ti y, así ocurre, que vives en una duda constante sobre el que dirán o pensarán. Tienes que trabajar este aspecto para conseguir ser una persona 100 % entera y hacer las cosas por ti mismo (sin dañar a nadie, por supuesto) y no por esperar nada a cambio.

El refuerzo positivo es muy importante en estos casos. Nuestro consejo: apunta en una agenda todas tus fortalezas y todos tus puntos débiles y trabaja ambos de igual manera: unos para mantenerlos y, los otros, para mejorarlos. Después, en otra hoja de tu cuaderno, escribe metas a corto plazo para poner el foco sobre ellos y, cada vez que logres llegar a una de ellas, ¡prémiate con algo! Esto te dará fuerzas para seguir avanzando con optimismo por la vida. 

6 Acude a un psicólogo

Si crees que lo llegas a necesitas, puedes acudir  a un profesional. Nadie mejor que un experto en este ámbito para que te oriente y te guíe por los pasos a seguir para afrontar este cambio que lo único que te deparará será cosas buenas. Mírate al espejo, ¿realmente te gusta lo que ves? ¿estás contento contigo mismo? ¿nunca te has parado un momento a pensar que quizás puedes "vomitar" todo ese rencor y rabia para convertirte en una persona más feliz? Te animamos a que lo hagas, a que recurras a las herramientas que necesites, bien sea libros de autoayuda o la ayuda de un psicólogo, y que dejes de tomar las cosas como algo personal.