Tu cuerpo habla: signos de que tienes la autoestima baja

No hace falta reconocerlo porque a tu cuerpo se le nota que tienes la autoestima baja

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

El lenguaje corporal de la baja autoestima

Seguro que más de una vez has visto a una persona caminar por la calle con una apabullante seguridad en sí misma. O tal vez inconscientemente has etiquetado a una persona casi sin conocerla como una persona independiente y poderosa basándote solo en una primera impresión. Eso es porque tu cuerpo dice de ti mucho más de lo te imaginas y tal vez mucho más de lo que te gustaría. Porque si tienes la autoestima baja, se nota en tu cuerpo y estas son las señales.

El lenguaje corporal de la baja autoestima

No te sientes bien, no te gustas a ti misma, te castigas por tus errores, has terminado por ver todas tus decisiones como errores, desconfías de tus capacidades y, en definitiva, has dejado de creer en ti misma. Lo normal es que no quieras trasmitir a los demás esa imagen negativa que tienes de ti misma, pero ¿sabes que tu cuerpo habla por ti?

El lenguaje corporal dice todo lo que una persona calla. Y es cierto, que la interpretación del lenguaje corporal no deja de ser relativa y está sujeta a analizar también el contexto de la persona y de la situación, pero hay signos más evidentes que delatan una autoestima baja. Atenta.

Señales de baja autoestima

+ Los ojos

El contacto visual es importante en cualquier tipo de interacción social. Si no miras a los ojos, la otra persona puede pensar que no tienes interés en lo que está diciendo. Pero mirar hacia abajo y no a la cara de la otra persona también es un signo de timidez y de baja autoestima.

+ La forma de caminar

Las personas con problemas de autoestima caminan más lento y con paso poco seguro. Es frecuente esa situación en la que casi te tropiezas con alguien porque vas mirando para el suelo y luego le siguen unos segundos de traspiés hasta que alguien se decide a dar el paso correcto. Recuerda que no tienes que ir corriendo, pero pisar fuerte, te hará más fuerte.

+ Los hombros

Esta parte del cuerpo es la principal delatora de una autoestima baja, aunque también puede se signo de depresión o decaimiento. Los hombros caídos, encogidos o los hombros hacia delante reflejan todo tu agotamiento vital. No puedes más, como si llevaras una carga sobre tu espalda.

+ La cabeza

La mirada baja, los hombros caídos y la cabeza gacha. Son los tres pilares que delatan baja autoestima o problemas de inseguridad. Levanta la cabeza, mira al frente y coloca los hombros hacia atrás, eso te hará parecer más segura hasta que tú misma te lo creas. Y además te ahorrará muchas contracturas musculares.

Tu cuerpo delata tu baja autoestima

+ Las manos

¿Necesitas tener algo en las manos cuando estás con otra persona? Puede que sea jugar con el cuello de la camisa, con tu pañuelo, con una taza o con un lápiz. O que estés dando vueltas continuamente a tu pulsera mirando hacia abajo mientras la otra persona habla. A veces es un síntoma de nerviosismo, como cuando estás en una entrevista de trabajo, pero casi siempre refleja la incomodidad que tienes por un complejo de inferioridad, por no sentirte en igualdad de condiciones.

Si te ves reflejada en estas situaciones que tu cuerpo expresa, puede que tengas un problema de autoestima. Mejorar la autoestima es un trabajo interior, pero tu cuerpo también tiene mucho que decir. Empieza por mostrar un lenguaje corporal más relajado y más seguro mirando al frente, sonriendo, caminando con paso firme y decidido y con los hombros en una postura más natural. Verás cómo en unos días empiezas a creer más en ti misma.