Baja autoestima: Aprende a quererte a ti mismo

Descubre cómo saber si tienes baja autoestima

Lidia Nieto

baja autoestima: aprende a quererte a ti mismo

Aunque la autoestima es algo estrictamente personal, lo cierto es que se ve influenciada por el entorno. Personas que te quieren bien o que te quieren mal, el éxito o el estancamiento en el trabajo, la consecución o no de tus sueños, tu pareja y, sobre todo, cómo han cuidado de tu autoestima durante la infancia influyen a la hora de tener la baja autoestima o autoestima alta.

El nivel de autoestima no es estático y a veces la tenemos mejor y otras veces sufrimos los problemas de la baja autoestima. Pero tenemos las herramientas para mejorar la autoestima y para aprender a quererte a ti mismo.

Baja autoestima: aprende a quererte a ti mismo

¿Qué es en realidad la autoestima? Se trata de la percepción que tenemos de nosotras mismas, cómo nos valoramos, cómo nos apreciamos. Las personas con autoestima baja distorsionan la realidad hasta tener una visión de ellas mismas muy baja. Creer que tienes pocas capacidades, señalar incansable tu ineptitud, resaltar los defectos y llenarte de complejos físicos y psicológicos son síntomas evidentes de la baja autoestima. Llega el momento de actuar, de buscar ayuda si es necesario, para subir esa autoestima al nivel en el que se merece estar.

baja autoestima

Cómo saber si tienes baja autoestima

La autoestima no se puede medir, ¿verdad? Pero sí puedes fijarte en esos indicios de que la baja autoestima está ganando la batalla. No la dejes ganar.

+ Tienes mala suerte en la vida.

+ No eres feliz porque te sientes frustrada.

+ No te ves capaz de hacer las cosas bien.

+ Temes la valoración o el juicio de los demás.

+ No te atreves a hablar en público en el trabajo o con tu grupo de amigos. ¿A quién le va a interesar tu opinión?

+ Permaneces en una relación tóxica porque tienes miedo a la soledad y, ¿quién te va a querer si no es tu pareja actual?

+ Si estás soltera lo tomas como una prueba fehaciente de tu poca valía. Nadie te quiere porque no eres una persona interesante.

+ La tristeza domina tu vida y tienes episodios de ansiedad producto de una timidez casi patológica.

+ Tus publicaciones en redes sociales están pidiendo a gritos un poco de atención y un poco de aprobación.

+ Hace tiempo que dejaste de tener sueños porque eso de lograr sueños no es para ti.

Los problemas de la baja autoestima

Si tienes estos síntomas es evidente que eres una persona con la autoestima baja y tienes que reaccionar ya. Las consecuencias de no verte como realmente eres, sino en tu visión más negativa, es lo que se conoce como problemas de autoestima y pueden llegar a ser muy graves.

No solo se trata de esa timidez que te impide relacionarte con los demás. Es también la fobia social porque no te sientes cómoda en un evento y tratas de evitarlo a toda costa, lo que te llevará al aislamiento social. Es también los problemas que puedes tener en el trabajo si piensas que eres una inepta y no vales para hacerlo bien.

Pero sobre todo, se trata de la cantidad de problemas físicos que derivan de una baja autoestima. Desde dolores musculares hasta ese dolor de cabeza continuo, pasando por un sistema inmunitario debilitado. Y, atención, porque la baja autoestima se suele presentar en tu vida con problemas tan importantes como el insomnio, la ansiedad o la depresión.

Cómo mejorar tu autoestima

Con este panorama, es hora de reaccionar y mejorar tu autoestima. ¿Cómo? Hay algunos ejercicios que te llevan a cambiar ese diálogo interior tan destructivo que tienes por otro diálogo que tampoco tiene por qué ser real, pero sí más benevolente contigo misma.

También tienes manuales de autoayuda que por probar no pierdes nada. Y todas esas frases motivadoras que te recuerdan que tu percepción de ti misma y de la vida no tiene por qué ser la actual. Que el pensamiento positivo puede ayudarte a cambiar tu realidad. Y no dudes en pintar mandalas, meditar o practicar yoga para sentirte más cerca de tu interior, que es precisamente donde se está librando la batalla con tu autoestima.

Aprende a quererte a ti misma

Por tu salud física y emocional, te conviene subir la autoestima y aprender a quererte a ti misma. Busca tus virtudes, que las tienes a montones, y dales el protagonismo que se merece. Acostúmbrate a perdonarte a ti misma y bucea en tu interior en un ejercicio de introspección para descubrir quién eres realmente.

¿No lo ves? Eres una persona especial, eres única y maravillosa. Es imposible no quererte. Así que empieza por ti y descubre el poder de amarte a ti misma y el increíble efecto que ese amor desencadena en tu vida.