Inteligencia emocional: qué es y cómo potenciarla

Descubre y mejora tu grado de inteligencia emocional

La inteligencia emocional es la capacidad que tiene un ser humano a la hora de conocerse bien a sí mismo y también a los demás. Es decir, el autoconocimiento emocional también te ayuda a mejorar tu relación con tus compañeros de trabajo, tu pareja y tus amigos porque las emociones intervienen de una forma directa en el trato con los otros. Pero además, la inteligencia emocional cobra mucha fuerza dentro del mundo de la empresa en tanto que hoy día, las habilidades sociales son un punto necesario en el currículum. Por ello, se imparten cursos para trabajadores sobre habilidades para hablar en público, autoestima en el entorno laboral, técnicas de motivación eficaz o coaching.

Lo más interesante es que el grado de inteligencia emocional no es determinante en un ser humano sino que siempre se puede mejorar y tener más competencias y destrezas emocionales. Pero si quieres conocer cuál es tu nivel actual puedes consultar con un psicólogo porque existen test para medir el grado de inteligencia emocional.

Técnicas para mejorar tu inteligencia emocional

1. Sé observadora y fíjate en las actitudes de los demás para poder interiorizar sus virtudes. La capacidad de aprender es innata en un ser humano pero existen personas que matan dicha capacidad a través del miedo o la vanidad. Por ello, cultiva tu curiosidad sana por ser una mejor persona y ser más feliz.

2. Practica la empatía en tus relaciones sociales. Es decir, pon en práctica la escucha activa para ponerte en el lugar de otro. El gran error en las discusiones es pretender convencer al otro sin saber qué piensa en realidad.

3. Existe una gran riqueza de sentimientos. Por ello, intenta potenciar en tu vida aquellos que son constructivos y te hacen sentir bien: alegría por vivir un nuevo día, satisfacción por el trabajo bien hecho, motivación por ir a la oficina... Por el contrario, existen emociones que causan un gran dolor: los celos en el amor, la envidia en el trabajo, la rivalidad excesiva, el deseo de perfeccionismo...

4. A nivel emocional, aprende a aceptarte con tus virtudes y tus defectos. Amarte tal y como eres te permite avanzar, dando valor a aquello que ya has conseguido y restando importancia a puntos que son superficiales.

5. Nunca reprimas un sentimiento porque es dañino para el cuerpo. Por ejemplo, muchas personas no dan salida a su ira y la tapan. Para liberar la ira puedes hacer deporte, gritar en medio del campo, escribir en un folio todos tus sentimientos, dejar de pensar en el pasado y perdonar...

6. Recuerda que cada ser humano es diferente, por ello, tiene su propio modo de vivir y de ver la realidad. De ahí, que toda generalidad siempre resulta injusta. Es decir, a nivel emocional, no te frustres al esperar cosas de los demás, que luego no hacen. Aprende a querer a cada ser humano tal y como es, sin pretender cambiarle.

7. Disfruta de tu vida y de ti misma. Deja de lado el pensamiento negativo para animarte con mensajes optimistas en tu rutina diaria.

Maite Nicuesa  •  lunes, 27 de agosto de 2012

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos