Piensa antes de hablar. El silencio de la mujer malhumorada

Piensa antes de hablar. El silencio de la mujer malhumorada

Ante los problemas en casa, en pareja o en el trabajo, respira profundamente, desintoxica las emociones y, principalmente piensa antes de hablar. La negatividad de tus acciones y de lo que dices sin meditar puede generar una reacción en cadena de angustia y depresión. Si estás muy nerviosa, aléjate, camine un rato si es posible, y deje tranquilos a tu pareja e hijos 

Todo el mundo comete errores de vez en cuando y tus palabras pueden ser muy duras y desproporcionadas principalmente para los más pequeños de la casa. La mayoría de las mujeres se enfadan de una manera totalmente desproporcionada, la clase de reacción que puede acabar por destruir sus relaciones sociales y sentimentales.

Hay una verdad muy clara, y que tienes que ser consciente, las emociones negativas son una realidad de la vida. Si tienes un problema en el trabajo, lo mejor es que libere estas sensaciones negativas antes de llegar a casa. Despeja la mente en el gimnasio después del trabajo, o incluso simplemente haga unas compritas para separar y delimitar fronteras entre el mundo del trabajo y mundo de casa y de la familia.

Consejos para mujeres malhumoradas

Si eso no es posible, un buen truco es avisar antes a tu pareja e hijos que está de malhumorada. Cuando explicas antes porque estás un poco mal, los demás tienen una razón lógica y saben de dónde procede el malhumor. Así ganas un poco de tiempo para poder olvidar de tus problemas.

Conquista silencio para tu vida

El silencio puede ser la mejor terapia para su mal humor. Te recomiendo que luche por introducir en su rutina diaria un tiempo de silencio. Hace muchos siglos en el Oriente, muchas prácticas espirituales recomendaban dedicar un tiempo a estar en silencio al principio y al final de cada día. Prueba hacerlo, aunque no es necesario rezar ni meditar.

Estos breves periodos de silencio te acercarán más a ti misma, te harán cobrar más consciencia de tus sentidos y proporcionarán descanso a tu mente. Si no puedes disponer del tiempo de silencio que necesita en el lugar en el que está, dé un paseo a solas. Escucha sus pensamientos mientras camina. Regálate silencio y defiéndalo cada día como un momento de paz interior.

Ana Rosa  •  jueves, 5 de noviembre de 2009

DF Temas

1 comentarios

Avatar

  • Kuky
    Kuky

    Valoración usuario

    Valoración: 0

    09/11/2009 13:40

    Las mujeres tendemos a que las cosas externas a la familia nos afecten profundamente y acabemos pagando nuestro nerviosismo con los que más queremos. Lo de avisar de que estás nerviosa es una buena medida, y también, pedir perdón cuando hemos tenido una respuesta excesiva por causa de nuestro mal humor.

    Valorar
    Responder

Página: 1 de 1 (1 Elementos)

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x