Consejos para superar con nota una cita a ciegas

En Internet hay alguna web especializada en las 'Blind dates', o cita a ciegas en español, así que algo debe tener cuando tanto éxito tienen. Aparte de en estas webs, son nuestros amigos y familiares quienes suelen hacer de 'Celestinas' en estos encuentros con desconocidos, quienes los psicólogos las describen como una de las experiencias emocionales más estresantes, debido a la pérdida de autoconfianza por las dos partes implicadas y el temor a lo desconocido.

Consejos para superar con nota una cita a ciegas

En los últimos años se han hecho más comunes debido a Internet, donde los internautas que se conocen a través del chat o de los foros, al final deciden dar un paso más y conocerse en persona. Aunque puntualizamos que esto no es del todo una cita a ciegas, ya que los interesados de alguna forma se conocían antes.

Reglas básicas para ir a una cita a ciegas


1. Cita en un escenario conocido. Para estar más tranquila lo mejor es quedar por tu barrio, en un bar que tú ya conozcas o en un lugar céntrico, así crearás un entorno favorable que te beneficiará.

2. Queda a la hora adecuada. La hora en la que quedar es un punto clave, pues si quedas a última hora de la tarde, no hay tanto compromiso como en una cena. Así, si las cosas no te gustan como se están sucediendo, tienes una excusa para salir corriendo, y si las cosas van bien, alárgalo yendo a cenar. Es mejor tener preparado un "plan de huida" por si la otra persona es lo contrario de lo que imaginabas.

3. Utiliza tus conocimientos de Internet. Si la ocasión lo permite, puedes conocer mejor a tu cita a ciegas antes de verle la cara personalmente. Agrégalo en el Facebook, en un Chat o envíale un SMS simpático para ver su reacción. Eso sí, dosifica esta dosis de información, para no parecer una desesperada o una sobrada.

Consejos para superar con nota una cita a ciegas

4. No hagas juicios de valor apresurados. Si has contactado previamente con tu cita a ciegas, aunque sea levemente, no caigas en el error de hacerte una idea preconcebida de cómo es él o ella. En persona verás que hay expectativas que no se cumplirán, pero en cambio habrá otras que pueden sorprenderte, así que lo mejor es ir con prudencia y tener la mente abierta.

5. La cita a ciegas "me gusta". Ya habéis roto el hielo, os habéis visto en persona y notas que hay un 'feeling' (al menos por tu parte). ¿Qué hacer en este caso? Tómatelo con calma, esto no es una película, sino una carrera de muchos kilómetros. No puedes dejar ver que estás desesperada, porque el radar masculino (y femenino) nota enseguida esas señales y entonces dejamos de ser sexys para convertirnos en plastas. Pero también tu cita a ciegas tiene que notar un cierto interés por tu parte. Entonces... ¡así son las cosas en el universo del amor!, por eso lo mejor es darle tiempo a la otra persona, donde podáis conoceros mejor sin presiones. ¿Es que acaso tienes que resolver la situación en la primera cita? Propón temas y deja entrever una nueva ocasión para poder veros de nuevo. Eso sí, que no note tu inseguridad interior.

6. La cita a ciegas "no me gusta". Es lo mejor que tienen este tipo de encuentros, que no te hacen perder el tiempo. Si por cualquier razón no te gusta, o no le gustas, simplemente no le volverás a ver, a no ser de casualidad, y esto es "lo peor" que te puede pasar. ¿Qué has perdido? ¿un rato, media tarde?. Esto es mucho mejor que los cuelgues por los conocidos, donde no se atreven a decirte que no tienes nada que hacer con ellos, mientras tú te pasas meses y meses suspirando en silencio por él o ella.

7. ¡Quiero salir corriendo! No solo no te gusta, es que para nada es como lo imaginabas, salvo en la peor de tus pesadillas. Pero ahí estás, tomándote una cerveza enfrente de él, cuando quisieras estar en la otra parte del planeta. La situación es incómoda y tensa. Debes sacar fuerzas de donde no crees que la tienes, ser una persona digna y educada, pero sobre todo clara con él. Hablar de tu trabajo y de lo ocupada que estás puede ser una salida diplomática para evitar un segundo encuentro, seguir hablando con él de cosas no personales, y despedirte amablemente.

Consejos para superar con nota una cita a ciegas

8. Sólo quiero sexo. Alguna cita a ciegas puede tener un objetivo así de claro: sexo. Para ello lo mejor es dejar claro desde el principio cuáles son tus prioridades y dónde estás dispuesta a llegar, así como si eres tú quien quiere algo esporádico, decirle que no quieres comprometerte. Existen webs especializadas en este tipo de encuentros, por lo que si te apuntas a una de ellas, más o menos sabes a lo que vas cuando quedas con un desconocido.

9. Los diferentes finales. Normalmente son dos: o no vuelves a verlo nunca más, o vuelves a quedar con él. Y si es la segunda opción, sólo el destino y vosotros mismos sabréis hasta donde podréis llegar juntos.

Rosa Ruiz  •  viernes, 2 de marzo de 2012

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x