Segundas partes: ¿Es buena idea volver con un ex novio?

Exparejas: segundas partes nunca fueron buenas

Dicen que las segundas partes nunca fueron buenas, pero ¿y si eso no es cierto? Todas tenemos a nuestro alrededor parejas que, tras una ruptura sonada, han vuelto a unirse. Y últimamente, entre los famosos, estamos asistiendo a rupturas y posteriores reconciliaciones televisadas y twiteadas. Hay quien no cree en las segundas oportunidades y hay quien afirma que la relación es mucho más satisfactoria tras una ruptura. ¿Qué opinas?

Segundas partes famosas

Chenoa y el empresario Curi Gallardo han decidido darse una segunda oportunidad y ellos mismos nos lo han contando. Y a Hugo Silva se le ha visto con la también actriz Hiba Abouk derrochando amor en las playas gaditanas tras unos meses de separación. Estas parejas son más partidarias del refrán "donde hubo fuego, cenizas quedan", y a pesar de que su relación no funcionó la primera vez, están convencidos de que esta vez lo lograrán.

Otras parejas de las que se rumorea que van a volver son la de Jennifer López y Marc Anthony, que en su día rompieron de una forma muy civilizada, y la Demi Moore y Ashton Kutcher, aunque en este caso las heridas siguen abiertas.

Volver con tu pareja

Volver con tu pareja es una decisión complicada que ha de ser muy meditada y sobre todo, consciente. Es cierto que los años que habéis pasado juntos, las vivencias compartidas y los sueños que se quedaron a medio camino por la separación pueden ser un empuje importante a la hora de retomar la relación. Pero en realidad, para que la pareja funcione lo primero que hay que desechar es la idea de "retomar". Si vuestra relación no funcionó entonces, es muy difícil que partiendo de aquel momento en el que lo dejasteis podáis sacar algo positivo. Se trata de construir una nueva relación, no de mejorar la que ya había, porque es evidente que no funcionó.

Por lo tanto, la decisión de volver corresponde a los dos por igual, sin presiones por parte de alguno de los dos, sin chantajes emocionales, sin promesas imposibles de cumplir.

Jugar con ventaja

Es verdad que volver con tu pareja puede parecer más fácil que iniciar una nueva relación. Conoces sus hábitos, sus gustos, sus reacciones, pero ojo, porque eso puede ser un arma de doble filo. Si la primera vez no funcionó, en esta segunda oportunidad se impondrá un cambio de actitud por ambas partes.

Tendrás que estar muy segura de no volver a intentarlo por los motivos equivocados, como la compasión, la dependencia emocional o económica o el miedo a estar sola. Y también tendrás que asegurarte que no quedan sentimientos negativos hacia la pareja como desconfianza o rencor por los hechos del pasado.

No hay reglas en los asuntos del corazón, porque cada relación termina de manera distinta y cada persona asume la ruptura de una forma diferente. Pero en líneas generales, si la primera vez la relación terminó de una forma amistosa, consensuada y civilizada, quizás porque no estaban preparados en ese momento para continuar, la segunda oportunidad tiene muchas posibilidades de tener un final feliz.

En cambio, si la ruptura se produjo por decisión de uno de los miembros de la pareja, con gran conflicto y recibiendo un daño importante la otra persona, no merece la pena intentarlo una segunda vez, porque lo más seguro es que el rencor y el miedo a sufrir otra vez se instalen en el medio de vuestra relación.

Laura Sánchez  •  viernes, 15 de junio de 2012

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x