Los trucos (que nunca te han contado) para ligar en verano SÍ o SÍ

Técnicas para ligar en la playa o en la piscina

L.D

Trucos para ligar en verano sí o sí: ¡No te los pierdas!

La llegada del bueno tiempo pone a todo el mundo el corazón contento, ¿no crees? Esto, además, influye en nuestro humor e incluso en las ganas que tenemos de ligar. Y es que los veranos nos dejan recuerdos increíbles, y muchos de ellos tienen que ver con el amor y el deseo.

Sin embargo, hay veces que por más que quieras no se te ocurre la manera de acercarte a una persona que te atrae. Quizá porque lo hayas intentado pocas veces, quizá porque has estado fuera del mercado una temporada o bien porque no te han dado los tips adecuados para hacerlo. ¡Pero eso se acabó! A continuación te dejamos los trucos que nunca te han contado para ligar en verano sí o sí. ¡Echa un vistazo!  

5 formas de ligar durante la época estival

1 El libro

Es habitual que cuando acudes a la playa o a la piscina quieras sumergirte en un buen libro para pasar las horas al sol. Se trata de una técnica perfecta e idónea para desconectar... ¡Y para ligar! Si ves a la persona que te interesa con un libro en la mano vas a sumar muchos puntos si te lanzas con una frase como esta: "Tuve ese libro en la mano, ¿me lo recomiendas?"

Sin duda, una persona apasionada a la lectura como tu entrará en la conversación rápidamente. Y con ello, la primera toma de contacto estará hecha y lista para pasar al siguiente paso: seguir enlazando temas. ¡Es más fácil de lo que piensas! 

2 Las palas

Un recurso clásico de la playa es, indudablemente, el juego de las palas. Es uno de los trucos del que menos se habla, pero se puede sacar mucho de él. Empezando por el lugar en el que te pones a jugar y terminando por el momento en el que, casualmente, se te va la pelota justo al lado de ese grupo de chicos. Eso sí, debes tener una cosa en cuenta: reírte de ti misma y pasarlo bien es fundamental en este juego. ¡Y contagiarás a los demás! 

Consejos para vivir una historia de amor en verano

3 Árbitro

Este truco es justo igual que el de arriba, pero al revés. Cuando has fijado tu objetivo y se ha puesto a jugar a las palas, déjate la vergüenza en otro lado y empieza a arbitrar su juego con humor y con gracia. Lo de ir a por la pelota si se les escapa, ya no está de moda. Con este truco tendrás las carcajadas y la conversación aseguradas. 

4 La colchoneta

Dentro del agua, ya sea en la piscina o en la playa, se pueden dar muchas casualidades. Pero, ¿qué hay de malo si provocamos un poco una de ellas? Si tienes una colchoneta, debes hacerte la "despistada" y chocarte casualmente con tu objetivo.

Eso sí, en el momento del choque deberás pedirle disculpas y tener preparada una frase que incite a la conversación: "¡Perdona! Es que aquí hay muchas olas, ¿eres de aquí? ¿Sabes si siempre está el agua así?" ¡Camino abierto para desplegar tus armas de mujer! 

5 Contacto visual

Esta técnica de ligar te podrá servir para cualquier época del año, y es la que comúnmente se conoce como "hacer ojitos". Aunque es cierto que tiene mayor efectividad si la llevas a cabo mientras paseas por la playa en verano. ¡Seguro que te sirve de gran ayuda!

Fijado el objetivo, la idea es que pases dos veces por delante: una a la ida y otra a la vuelta. A la ida debe haber un contacto visual intermitente. Desde lo lejos miras, bajas la mirada y vuelves a mirar para que una vez pasado el lugar donde está, te gires y mires de nuevo descaradamente. A la vuelta la idea es hacer lo mismo pero esta vez saludando. Con esta técnica te darás cuenta de si le interesas o no porque, si es así, será él quien pase por delante de ti en los próximos minutos.