Barbra Streisand: la prepotencia de una gran diva

Laura Sánchez
Laura Sánchez Especialista en interpretación de sueños

8 de agosto. La mujer del día es hoy Barbra Streisand, esa diva de Brooklyn que ha conquistado el mundo con su voz y su penetrante mirada azul. La mujer que más discos ha vendido en EEUU a lo largo de toda su carrera es una diva de las de verdad, de las que no necesitan maquillarse de sencillez. Arrogante y pretenciosa, así logró Barbra Streisand convertirse en diva.

La baja autoestima que convirtió a Barbra Streisand en una diva

El talento de Barbra Streisand es innegable, como cantante, como actriz, como productora, como todo lo que se proponga. Esta mujer tiene un carisma especial y un magnetismo al que es difícil resistirse. No es extraño que se haya convertido en una de las grandes divas americanas, porque le sobran los motivos. Sin embargo, a pesar de ser una artista reconocida, no es precisamente una artista querida.

Y es que Barbra Streisand siempre ha actuado como una prepotente estrella que contralaba cada actuación, con las exigencias más extravagantes y con las maneras menos conciliadoras. La arrogancia de la diva la han sufrido todos los que han trabajado a su lado y el egocentrismo parece un rasgo innegable de esta artista. Dicen que siempre ha sido así.

Dicen que antes incluso de convertirse en diva, ya actuaba como una diva. Nos encontramos en Barbra Streisand la arrogancia propia de esas personas que esconden sus problemas de autoestima en una fachada de seguridad y dominio. Esas personas que necesitan ser más que los demás, no por afán de superación ni siquiera por competitividad, sino para aliviar el dolor de las heridas de un pasado en el que no valían nada.

Que no valía nada es lo que le hicieron creer a Barbra Streisand durante su infancia, además de reforzarle la idea de que era fea, muy fea. Sin confianza, sin cariño y sin apoyo, Barbra Streisand no se vino abajo, sino que acumuló fuerza y soberbia suficientes como para nadie jamás pudiera decirle lo poco que valía. Lo cierto es que como artista, es la que más vale.

Puedes leer más artículos similares a Barbra Streisand: la prepotencia de una gran diva, en la categoría de La mujer del día en Diario Femenino.

Publicado:
Actualizado: