Genoveva Casanova: los amores de una sencilla estudiante mexicana

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

La mujer del día es Genoveva Casanova

29 de diciembre. La mujer del día es hoy Genoveva Casanova, la ex mujer de Cayetano Martínez de Irujo se ha convertido en una mujer perfectamente adaptada a la alta sociedad española. Poco queda ya de aquella tímida estudiante mexicana a la que todo el mundo miraba con suspicacia.

Genoveva Casanova y su clasista historial sentimental

Hace mucho, mucho tiempo un apuesto conde se enamoró de una joven e inocente estudiante mexicana. Se la trajo a España y juntos formaron una hermosa familia con su vástagos gemelos. Así comienza la historia de Genoveva Casanova, una mujer que ha ido adquiriendo más y más poder dentro de la alta sociedad española.

El conde en cuestión era Cayetano Martínez de Irujo, hijo de la fallecida duquesa de Alba, cuyos amoríos son bien conocidos por haber sido relatados con todo detalle por la prensa de corazón. Esa misma prensa observaba con suspicacia a aquella recién llegada Genoveva Casanova, discreta y tímida que había decidido cruzar medio mundo para vivir un amor aristocrático.

Aunque la historia de amor de Genoveva y Cayetano no duró demasiado, la mexicana aprovechó bien el tiempo y los contactos de la casa de Alba para hacerse un hueco en la alta sociedad, donde encajó perfectamente. Y como es una mujer que cree en el amor, siguió coleccionando enamorados de alta alcurnia, como el hijo del premio Nobel Mario Vargas Llosa.

Su historia con el hijo del escritor tampoco cuajó y las últimas noticias apuntan a que Genoveva ha recuperado la ilusión con un ex ministro, José María Michavila. No vayan a pensar que hacemos este repaso sentimental de Genoveva con ánimo de cotilleo. Ni siquiera vamos a hacer bromas con el apellido de la muchacha. Lo que nos sorprende es esa querencia de Genoveva por hombres de renombre, que no por panaderos o fruteros anónimos.