Frases de amor eterno: porque tu corazón siempre latirá por tu pareja

María Fernández

"Oír con los ojos es una de las agudezas del amor" (William Shakespeare, escritor inglés).

La eternidad es mucho tiempo. Sin embargo, tú eres capaz de ponerle límites y no temer a su infinitud si puedes coger de la mano a tu amante. El amor eterno tiene que ser incondicional. Su pureza invade a los verdaderos enamorados y los invita a dejarse envolver por su calor y dulzura. Porque tu corazón siempre latirá por tu pareja, hemos recogido algunas de las mejores frases sobre un amor eterno.

"Por qué, si el amor es lo contrario a la guerra, es una guerra en sí?" (Benito Pérez-Galdós, escritor español). Por mucho que os peléis y las dificultes intenten separaros, vuestro amor es lo suficientemente fuerte como para que no haga mella. Ahora sí que estás segura de que el amor eterno es posible.

Cada día estás un poco más enamorada de tu pareja y por las mañanas te sientes la mujer más afortunada por poder despertarte a su lado. Eres consciente de la inmensa suerte que tienes porque tu amor es correspondido. "No ser amado es una simple desventura. La verdadera desgracia es no saber amar" (Albert Camus, escritor francés).

Frases románticas para un amor eterno

Así crece el amor: dando amor sin esperar cuánto puedes recibir a cambio. Sí, recibes. Llega mil veces más de lo que diste. Pero de una forma natural. No hay que exigirlo. Cuando lo exiges, no viene. Cuando lo exiges, lo has matado” (Osho, maestro espiritual hindú).

El amor exige sacrificios. Al sobrepasar o sortear las complicaciones, sale fortalecido. Sabes que estás enamorada porque aún siendo consciente de que no va a ser fácil seguir con la relación, te sigue mereciendo la pena estar a su lado incondicionalmente. "Ama hasta que duela. Si te duele es buena señal" (Madre Teresa de Calcuta, misionera albanesa).

Ahora que estás enamorada no te queda ninguna duda de que tu corazón está completo. "Yo siempre me siento feliz, ¿sabes por qué? Porque no espero nada de nadie, esperar siempre duele. La vida es corta, por eso ama la vida. Sé feliz y siempre sonríe. Solo vive para ti y recuerda: antes de hablar, escucha. Antes de escribir, piensa. Antes de herir, siente. Antes de odiar, ama. Antes de rendirte, intenta. Antes de morir, vive" (William Shakespeare, escritor inglés).