Frases de amor y confianza, la clave para cualquier relación

María Fernández

Frases de amor y confianza para enamorar

La confianza es la clave para cualquier relación. El amor necesita un colchón que te haga saber que nunca te vas a golpear con demasiada fuerza en la caída. Cuando confías en tu pareja, es más fácil llevar una relación sana basada en el respeto. Por eso, hemos recogido para ti algunas de las mejores frases de amor y confianza.

Ante los obstáculos, es normal que aparezcan las dudas sobre si es mejor terminar con todo antes de que se produzca el sufrimiento. Sin embargo, siempre hay que seguir hacia delante y confiar en que todo va a salir bien. "Es al separarse cuando se siente y se comprende la fuerza con la que se ama" (Fiódor Dostoyevski, escritor ruso). 

Confiamos en que aquel que hemos escogido sea capaz de darnos su amor incondicionalmente. Soñamos con levantarnos una mañana y ver sobre la almohada una nota de amor, como si fueras la protagonista de una película: "Queda prohibido no buscar tu felicidad,/ no vivir tu vida con una actitud positiva,/ no pensar en que podemos ser mejores,/ no sentir que sin ti este mundo no sería igual" (Pablo Neruda, poeta chileno).

Frases románticas de confianza en tu pareja

Si tienes confianza en ti misma, cambiará tu forma de enfrentarte al mundo. Todo el mundo te verá con otros ojos cuando tengas la autoestima alta. Y es que el amor está en todas partes, solo hay que dejar que aparezca en el momento más inesperado. El amor puede crecer hasta en las circunstancias más inverosímiles. Después de todo y como decía el escritor estadounidense Mark Twain, "Para Adán, el paraíso era donde estaba Eva".

"Dicen que el hombre no es hombre mientras no oye su nombre de labios de una mujer" (Antonio Machado, poeta español). No sabemos si esta frase de amor tendrá razón, pero sí que es cierto que cuando nos enamoramos, tenemos la confianza de que el corazón del otro va a latir por nosotras.  

El amor siempre tiene que ser un sinónimo de felicidad. Y confiamos en que bajo la sonrisa del otro se escondan los mismos motivos que bajo la tuya. "Para hacernos amar no debemos preguntar nunca a quien nos ama: ¿Eres feliz?, sino decirle siempre: ¡Qué feliz soy!" (Jacinto Benavente, escritor español).