Frases de amor que no son cursis: di te quiero desde el humor

María Cuevas

El humor es la medicina que todo lo cura, reírse es la penicilina de todos los males en los que, por un segundo, se olvida cualquier pesar. Todos necesitamos humor y si es acompañado de amor, mucho mejor. Un mal gesto, un fallo, una discusión… pueden enmendarse con una risa, algo muy socorrido pero sin embargo, que tan fácilmente alegra el corazón. Decía Groucho Marx que “El humor, la razón cuando se ha vuelto loca” ¡Pues qué locos estamos todos!, porque todos necesitamos reír, por lo menos una vez al día  

Frases de amor que no son cursis: di te quiero desde el humor

Fingir que no conoces a tu pareja o que acabas de conocerla puede ser muy divertido. Un ejemplo puede ser acercarse a ella, con gesto serio para luego decirle: “¡Dime cómo te llamas y te pido para los Reyes!” otra que tampoco queda atrás en originalidad es la de: “Perdona, ¿no tendremos algún amigo en común para que nos pueda presentar?

En situaciones tensas cuesta encontrar las palabras adecuadas y el momento se vuelve tan poco agradable que acabamos balbuceando cuales bebés que no saben hablar… Los nervios se vuelven tan agudos que lo mejor es rebajarlos con algo así como: “Me tienes que comprar un diccionario, porque desde que te vi, me quedé sin palabras”.

Un brindis también puedes ser una buena ocasión para poner una nota de humor, ¿por qué tienen que ser los brindis tan solemnes? ¡Alza tu copa y haz tuya esta cita anónima!: “Brindo por todos aquellos a quienes amamos; brindo por todos aquellos que nos aman; brindo por todos aquellos que aman a quienes aman a cuantos aquellos que aman a los que nos aman” ¡Nadie habrá entendido nada y sin embargo se oirá: “chin, chin”!

Puedes leer más artículos similares a Frases de amor que no son cursis: di te quiero desde el humor, en la categoría de Frases de amor en Diario Femenino.