Cómo entender a un hombre casado

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Hay algunos hombres casados que tienen una forma muy particular de entender las relaciones de pareja. Para ellos no les basta con una pareja, necesitan tener una amante o varias. Y no queremos entrar en juicios morales, pero sí nos estamos preguntando cómo entender a un hombre casado que engaña a su mujer. Porque esto no es poliamor, es infidelidad.

Lo que entendemos de los hombres casados

Podemos entender en muchos aspectos a los hombres casados porque bien sabemos que se puede amar a varias personas a la vez. Podemos entender que quieran a su mujer y al mismo tiempo estén enamorados de otra persona y no quieran renunciar a ninguna de las dos. Incluso podríamos entender a esos hombres que han dejado de amar a su esposa y no quieren separarse porque tienen un acuerdo firmado.

Por poder podríamos entender muchas cosas, como que cuando en la pareja se instala la rutina lo que más apetece es salir en busca de aventuras. Que cuando su pareja se ha acostumbrado a él, puede que no le valore lo suficiente y necesite sentirte amado y deseado de nuevo. O que realmente esté convencido de que el número de personas a las que amar no puede limitarse. Si nosotras lo entendemos casi todo, que por eso somos tan comprensivas.

Comprendemos que la relación de pareja tradicional se pude quedar escasa para aquellas personas de espíritu libre y rebelde poco amigas de convenciones. Que el amor no debería tener límites y hasta comprendemos que un hombre casado sea un inconformista y lo quiera todo. Seguro que muchos libros de autoayuda le habrán enseñado que puede conseguir todo lo que se proponga.

Lo que no logramos entender es el engaño. Si un hombre quiere rebelarse contra el amor monógamo, lo primero que debe hacer es compartir esa revolución con su esposa, más que nada para ver si quiere participar de la revuelta y vivir ambos en una relación liberal. Tampoco entendemos el habitual engaño a su amante con la típica excusa de 'quiero dejar a mi mujer pero ahora no es el mejor momento'.