Conquista en cinco pasos al hombre Capricornio

Cómo enamorar a los de este signo del zodiaco

María Fernández

Así es el hombre Capricornio en el amor,,, ¿cómo puedes seducirle?

¿Quieres conquistar a un hombre Capricornio? El horóscopo te ayuda. Ten en cuenta que no vale de nada que te demos unos pasos para que conquistes a un hombre Capricornio si dejas de ser tú misma. Recuerda que tienes que gustarle tal y como eres, ya que sino se estará enamorando de una persona que no existe. Indudablemente, esa relación no iría a ningún sitio. Seducirle no será tan fácil, pero tampoco difícil, así que si te gusta, ve a por él. Es tan sencillo como seguir estos cinco pasos para conquistar al hombre Capricornio.

El horóscopo y el hombre Capricornio

1 En primer lugar, coge confianza con él. Esto no significa que tengas que convertirte en su amiga porque se sentiría confuso sobre lo que quieres. Como a todo hombre, hay que darle las cosas bien masticadita, así que déjale claro desde un primer momento que estás interesada en él. Pero, es muy importante que no seas demasiado directa porque puede que se asuste.

2 Conviértete en parte de su día a día. Envíale algún mensaje, queda con él... Se trata de que te acabe viendo como una pieza importante de su vida, aunque para eso necesitará tiempo. Intenta quedarte a solas con él siempre que puedas porque será en ese momento cuando se relaje y esté más cómodo.

3 Háblale de ti y haz que te cuente cosas de él. Solo conseguirás esto si te has trabajado bien los pasos anteriores, ya que el hombre Capricornio es muy desconfiado. Si no se fía plenamente de ti, no harás que abra y, por tanto, nunca llegarás a conocerle bien.

4 Presta atención a su lenguaje corporal y al comportamiento contigo, porque te irá dando pistas de lo que siente hacia ti. Según vayas viendo, atrévete a mostrarle de forma más directa tu interés por él. Si tú no eres empalagosa, no te obligues a serlo, porque los de este signo no son especialmente cariñosos.

5 Atrévete a lanzarte. Si no eres lo suficientemente valiente para ir a por él, quizá nunca sepas si tú le interesas. Qué puedes perder...