Me gusta su hermano, ¿me he quedado con el peor de los dos?

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Me gusta el hermano de mi novio

Tuviste una gran suerte en encontrar a tu hombre ideal en el momento oportuno. Llegó con su sonrisa y sus ganas de amarte y te rescató de tu vida monótona y sin amor. Y desde entonces has vivido en una nube de enamoramiento, encantada con esa relación que iba evolucionando sintiéndote cada vez más cerca de él y comprobando que, efectivamente habías encontrado a la pareja perfecta, al hombre con el que por fin querías compartir tu vida. Y llegó el momento de conocer a sus amigos, a sus compañeros de trabajo, a sus padres, a sus adorables sobrinos, a sus hermanas...y a su hermano. Y entonces todo tu amor por tu novio se convirtió en un caos.

El hermano de tu novio

Porque en el momento en el que te presentó a su hermano notaste un "click", tal vez en el cerebro o tal vez en el corazón. Y es que su hermano es más alto, más guapo, mejor conversador y tiene la misma sonrisa embaucadora que tu novio. Si a esto le sumamos que tu novio ya empieza a no disimular sus manías, mientras que su hermano mantiene un toque de misterio, tenemos el problema asegurado.

Efectivamente el hermano de tu novio es encantador, tanto o más como lo era tu novio cuando os conocisteis, pero eso sólo puede ser un problema en caso de que seas una de esas adictas al amor y necesites mantener el subidón del enamoramiento aunque sea a costa de cambiar de amor constantemente.

Si te paras a reflexionar la situación, te darás cuenta de que ese amor intenso que sientes por el hermano de tu novio puede ser tan pasajero como tú desees. De ti depende controlar tus emociones o dejarte llevar por los caprichos del corazón aunque eso implique un daño inmenso.

Amor en familia

Ten en cuenta que no estamos hablando de un triángulo amoroso en el que tus dos amores ni se conocen. Estamos hablando de que tu novio y tu objeto de deseo son hermanos, así que nos movemos en los espinosos terrenos de las relaciones familiares

Va a ser mejor que consideres tu amor por el hermano de tu novio como una ilusión y no como una necesidad; siempre puedes convertirle en tu amor platónico. Porque si te tomas demasiado en serio lo que sientes hacia su hermano, el daño que le vas a hacer a tu novio va a ser difícil de llevar.

Y como no estás en una de esas comedias románticas donde cualquier embrollo se resuelve de la forma más favorable, tienes que tomar contacto con la realidad, valorar tus necesidades, pero también los daños colaterales que tus sentimientos pueden provocar. De lo que estamos seguras es de que, si tu novio es el que te quiere, no te has quedado con el peor de los hermanos.