¿Vigilas a tu novio? Deja de pensar que está con otra

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Si hay un enemigo de las relaciones de pareja es la sospecha. Es cierto que la infidelidad ronda por la felicidad de cada historia de amor, pero no podemos convertirnos en detectives privados para espirar a nuestra pareja solo por si acaso. Si vigilas a tu novio, será mejor que te olvides de esa actitud y dejes de pensar que está con otra.

Por qué tienes que dejar de vigilar a tu novio

Puede que tu novio te esté siendo infiel o puede que no. Puede que las señales de infidelidad sean evidentes en su comportamiento o puede que tú te estés convirtiendo en una paranoica. Todo puede ser. Y pensando que todo puede ser lo mejor que puedes hacer es olvidarte del tema o enfrentarlo cara a cara.

Puedes preguntarle a tu novio directamente si está con otra y explicarle los motivos por los que has llegado a esa conclusión. Sean tus sospechas ciertas o no, él seguramente te lo negará, porque una infidelidad no se confiesa así como así. Y la impotencia te llenará en ese momento, pero vigilarle no hará que te sientas mejor.

Aunque no somos partidarias de esconder los problemas de pareja debajo de la alfombra, sino de afrontarlos directamente, en el caso de las sospechas de infidelidad siempre aconsejamos olvidarse del asunto cuanto antes. Porque los celos son el mayor veneno para una pareja y también para una misma.

Si crees que tu novio está siendo infiel porque la relación de pareja ha empeorado, prueba a arreglar lo que se ha deteriorado paso a paso. Tal vez no haya otra, tal vez la otra que piensas se llama rutina y por eso tu novio ha cambiado de un tiempo a esta parte. Pero se llame rutina, María o Paula, lo cierto es que no te compensa vivir amargada como una espía. Deja que el tiempo se ocupe de sacar a la luz la verdad y disfruta mientras tanto.