Los cinco típicos problemas de pareja

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Pocas personas son capaces de adelantarse y estar prevenidas frente a los problemas que surgen en una relación de pareja. Y es que el amor es tan ciego pero tan maravilloso que no queremos ensuciarlo con problemas mundanos. Sin embargo, los problemas de pareja están ahí, son reales y en algún momento habrá que hacerles frente. Estos son los cinco típicos problemas de pareja.

Los problemas de pareja más frecuentes

Cada pareja es un mundo pero hay algunos conflictos directamente relacionados con el amor que pasan en todas las familias. Analizamos los típicos problemas de pareja para que puedas estar preparada cuando lleguen. Porque antes o después llegarán.

1 Comunicación. O bien hombres y mujeres hablamos idiomas diferentes o bien es cierto eso que dicen de que los hombres no escuchan. Ambas opciones son válidas porque la realidad es que uno de los mayores problemas de pareja es la comunicación. Que no acabamos de entendernos.

2 Sexo. El sexo debería ser fuente de placeres y no de problemas, pero no podemos obviar la cantidad de problemas sexuales se surgen en las parejas. Tamaño, duración o ganas son los motivos principales de insatisfacción sexual. La insatisfacción lleva a la frustración, la frustración al cabreo y el cabreo a la discusión.

3 Convivencia. Si a muchas personas les cuesta tomar la decisión de ir a vivir juntos es porque se sabe que en la convivencia salen a la luz todas esas cuestiones susceptibles de originar un problema de pareja, una crisis de pareja o directamente una ruptura de pareja. Las realidad al desnudo en la convivencia en pareja.

4 Suegras. Hay un elemento externo perturbador en toda relación de pareja que es la suegra. No menosprecies el papel que tu suegra juega en la relación porque hay parejas que llegan a romper suegra mediante. Toma precauciones frente a tu suegra.

5 Nuevas tecnologías. Si hay amores que surgen gracias a las nuevas tecnologías, también hay parejas que se rompen por ellas. Un cotilleo innecesario en Facebook, un retweet de más o de menos o los celos que se gestan en los 'en línea' de Whatsapp han creado, crean y crearán más de un problema de pareja.