Las profesiones donde hay más infidelidad

El mundo laboral también puede poner en peligro tu relación

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Las profesiones más infieles

Uno de los principales problemas que se interponen entre las relaciones de pareja es la infidelidad. Sin entrar a teorizar sobre la conveniencia o no de la monogamia nos estamos preguntando qué profesiones son más infieles. Y nos encontramos con unas cuantas sorpresas.

Las profesiones más infieles

Haría falta un estudio antropológico exhaustivo para entender esta lista de profesiones infieles y para comprender por qué algunos empleos parece que llevan en el sueldo aquello de engañar a tu pareja. Los motivos no los conocemos, pero la situación sí.

1 Personal sanitario. Médicos, enfermeras y demás personal sanitario que trabajan en hospitales se han revelado como los más infieles. Parece que la gran cantidad de horas que pasan en el hospital fomenta una infidelidad endogámica, ya que las aventuras se tienen con compañeros de trabajo.

2 Profesores. Los profesores universitarios no se quedan rezagados respecto a los médicos a la hora de la infidelidad. Tal vez por aquello de que acostarse con un profesor es una de las fantasías eróticas de tantos y tantos alumnos, allí están ellos, esperando en la biblioteca a cumplir tus fantasías.

3 Pilotos y auxiliares de vuelo. Aunque los pilotos se llevan la fama en las profesiones más infieles, son los auxiliares de vuelo los que cardan la lana. Ambos empleos fomentan el engaño a la pareja por lo difícil que resulta mantener cierto control sobre el horario o incluso el lugar donde se encuentra tu pareja.

4 Abogados. Parece que la presión de tener que demostrar siempre que llevan razón es el causante de los deslices amorosos de los abogados, unos profesionales que no necesitan llegar hasta los pasillos del juzgado para tener una aventura, ya que la mayoría de las veces encuentran a su amante en el propio despacho.

5 Psicólogos. Quién podría pensar que los garantes de nuestra estabilidad emocional estuvieran en esta lista de infieles. Pero sí, los psicólogos tienen tendencia a la infidelidad y tal vez juegan con ventaja a la hora de resolver este problema de pareja una vez que son descubiertos.

6 Músicos. De alguna manera la infidelidad forma parte del trabajo de los músicos y no solo cometerla, sino que es al gremio al que más se le perdona una infidelidad. Es como si se diera por supuesto que los músicos, además de aplausos, necesitan los arrumacos de sus grupies.

7 Camareros. Los profesionales de hostelería trabajan con horarios poco habituales que hace difícil la conciliación con la pareja, pero que facilita el conocimiento de gente nueva y ociosa. Ya sabemos que estar ociosa a ciertas horas de la madrugada es un billete seguro para tener sexo con ese camarero tan atento.