Poema de amor y esperanza para un amor no correspondido

Teresa Guerra

Pocas tragedias hay en la vida como el dolor que produce un amor no correspondido. Cuando sientes un flechazo pro ves que sólo recibes indiferencia puede resultar una experiencia muy amarga y dolorosa. La poesía puede ayudarte a encontrar consuelo, y también enseñarte a encontrar las palabras que necesitas para poner tus sentimientos por escrito.

Cuando se da esta situación siempre nos queda la esperanza y el deseo de que esa persona que te ha conquistado abra un buen día los ojos y se dé cuenta de que eres el amor de su vida. Si estás convencida de que lo que sientes es amor verdadero puedes enviar esta poesía de amor con esta declaración de intenciones en la que dejar por escrito que tu posición es firme y no vas a rendirte.

Poesía romántica para enamorar

¿Qué es inútil mi afán por conquistarte:
que ni me quieres hoy ni me querrás...?
Yo me contento, Amor, con adorarte:
¡Dios hará lo demás!

Yo me contento, Amor, con sembrar rosas
en el camino azul por donde vas.
Tú sin mirarlas, en su senda posas
el pie: ¡Quizás mañana las veras!

Yo me contento, Amor, con sembrar rosas
¡Dios hará lo demás!

Hay pocas fuerzas más arrolladoras en la vida que la del amor, nos arrastra incluso aunque no lo deseemos, por eso puede hacernos tan felices o dejarnos sumidos en el dolor. Este poema nos habla de un amor triste pues le falta su mitad, pero a pesar de ello hay que encontrar el valor para no rendirse.

Confiar y esperar, con esas palabras debes dejar que tus palabras logren derretir el hielo de su corazón para lograr que vea cuánto le amas. Escribe estas palabras en una carta de amor y dásela para que le quede claro que siempre estás aguardando su llegada a tus brazos, puede que te vea bajo una nueva luz.