Flechazo: amor ¿verdadero? a primera vista

Flechazo, amor a primera vista

Tú me miras, yo te miro y en ese momento sé que eres el amor de mi vida. Parece un comienzo sencillo teniendo en cuenta cómo se complican luego las cosas en la pareja. Si alguna vez has sido víctima de las flechas fulminantes de Cupido, sabrás que la intensidad de ese primer instante en el que vuestras almas se juntan no se puede comparar a lo que se siente en cualquier otro enamoramiento. Porque sí, el flechazo existe, de eso estamos seguras. De lo que no estamos tan seguras es de su fiabilidad.

Flechazo para toda la vida

Hay tantas formas de entender el amor que son muchas las dudas que surgen en torno a ese amor a primera vista. De hecho, hay personas que ni siquiera creen en el flechazo...hasta que les ocurre. Pero el flechazo es uno de esos momentos grandiosos en la vida de una persona que tendrían que ser de obligado cumplimiento, aunque la mayoría de las veces el desenlace no sea el esperado.

Esa seguridad de haber encontrado a tu media naranja, el agradecimiento al destino por haberte puesto delante al hombre ideal y la felicidad plena que sientes por haber descubierto al amor de tu vida, hay que reconocer que es uno de los momentos más interesantes de la vida. En ese momento hay que disfrutar al máximo del amor, porque la realidad no es estática y las verdades no son absolutas, y porque es probable que tu príncipe azul vaya perdiendo el color con el paso del tiempo.

Si por algo se caracteriza el flechazo es por la intensidad de los sentimientos y el elevado grado de pasión, algo que no se da tanto cuando te enamoras pausadamente de una persona. Porque hay veces que nos enamoramos sin darnos cuenta a fuerza de conocer a alguien y de que nos guste su forma de ser. Algo que, sin duda, parece una base más firme para una relación de pareja que la mera intuición de que ese hombre con el que te has cruzado en la cafetería será el padre de tus hijos.

Cómo gestionar el flechazo para que no caduque

Pero que un flechazo no sea fiable, ni el mejor cimiento para una relación sólida no quiere decir que nos vayamos a dar por vencidas y echemos por tierra todo el trabajo de Cupido. Aunque cuando te enamoras irremediablemente de un hombre al primer vistazo tienes la convicción absoluta de que ese amor será para siempre, el hecho de haber sufrido varios flechazos en tu vida es la prueba fehaciente de que el amor a primera vista es tan insostenible como el amor a la cuarta vista.

Pero eso no quiere decir que si te das cuenta de que acabas de encontrarte con el hombre de tu vida, tengas que ignorar la situación y dar media vuelta para buscar un amor más racional. Nada de eso. Porque el flechazo no será una apuesta segura para una relación estable, pero tú puedes convertirla en un amor eterno.

Sabemos que el enamoramiento, sea a primera vista o no, se pasa. Ese es el principal problema de las parejas que ven cómo la pasión va disminuyendo y cómo a ese hombre ideal empiezan a salirle defectos insoportables. En ese momento, depende de cada pareja ser capaces de transformar ese ideal en una realidad y de convertir el enamoramiento en complicidad. Y para esa transformación, el flechazo tiene un as en la manga si sois capaces de seguir creyendo en la magia y en el carácter especial de vuestro primer encuentro.

Laura Sánchez  •  lunes, 16 de septiembre de 2013

DF Temas

1 comentarios

Avatar

  • Teresita Escoda Ruiz
    Teresita Escoda Ruiz

    15/11/2016 20:46

    Hola ,me llamo Teresa y hace poco que conozco a un chico muy bueno que se llama Antonio ,y el esta mucho por mi y yo por el ,el vive en Barcelona y yo en Sant Cugat ,quiero saber si con el tiempo me casare con el .yo lo quiero mucho y el a mi tambien ,espero su respuesta ,15 de noviembre del 2016 .

    Valorar
    Responder

Página: 1 de 1 (1 Elementos)

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x