Supersticiones que una novia debe conocer antes de su boda

¿Buena suerte o mala suerte en tu enlace?

Lidia Nieto

 supersticiones que toda novia debe saber antes de su boda

Te casas, ya lo tienes decidido. Todo está en marcha y solo quieres que no surja nada que estropee ese día. Hay cosas que están en tu mano, pero otras que tanto si eres una novia supersticiosa como si pasas de estas cosas, debes de conocer antes antes del enlace. Porque nunca está de más, ¿verdad? Supersticiones que una novia debe conocer antes de su boda.

Supersticiones que debes conocer antes de tu boda 

En torno a las bodas hay muchas teorías y leyendas que hablan sobre la buena suerte o la mala suerte de las novias, ¿quieres conocer las más populares? 

supersticiones que toda novia debe saber antes de su boda

+ Novia mojada, novia afortunada

Toda mujer a punto de casarse mira siempre al cielo, esperando que un rayo de sol la guíe y la acompañe en un día tan especial. Pero, ¿sabías la leyenda que dice que las chicas que se casan en un día de lluvia se aseguran un matrimonio feliz? En algunas culturas, incluso, la lluvia es sinónimo de fertilidad y augura una unión con muchos hijos. 

Si tú no crees en esta tradición y quieres evitar que la lluvia estropee tu día, puedes recurrir a los siguientes rituales que "alejarán" las nubes de tu ciudad ese día, como que la novia duerma con unas tijeras debajo de su colchón o clavar cuchillos en la tierra de tu jardín. Cualquier ayuda para ese día será bien recibida, ¿no?

+ El papel del arroz en las bodas

supersticiones boda

Todo aquel que ha pasado por el altar recuerda con cierto "terror" el momento de salir de la iglesia y que todos los invitados, arroz en mano, lancen contra ellos su artillería. El arroz se cuela en el pelo, en los bolsillos, por la ropa interior, pero ¿por qué no abandonar esta tradición? Dicen está relacionado con la fertilidad, así que por si acaso, ¡habrá que apuntarse a ella!

+ ¿Qué llevar en la boda? 

Porque más vale prevenir no está de más atraer la buena suerte con las siguientes tres tradiciones: llevar algo viejo, algo nuevo y algo azul. Lo primero se relaciona con las amistades, que durarán y serán muchas; la segunda, con las cosas nuevas que están por venir, y lo tercero, es sinónimo de fidelidad, una pieza clave en todo matrimonio. 

+ El novio y la novia antes del enlace 

Muchas parejas viven juntas antes de casarse, pero como no quieren desafiar al destino, la noche antes de la celebración duermen bajo distintos techos. Y es que hay teorías que hablan de mala suerte si el novio ve a la novia vestida de blanco antes de estar frente al altar. 

Y hablando del vestido, ¿sabías que antes se pensaba que llevar un velo protegía a las novia de envidias y malos deseos? 

+ Perlas igual a lágrimas

Supersticiones que una novia debe conocer antes de su boda

Las joyas, los accesorios o los detalles que el vestido de la novia luzca ese día van a jugar un papel importante para su futuro, o eso decían algunas supersticiones romanas que hablaban de que si la novia llevaba perlas el día de su boda su matromino estaría marcado por las desgracias y las lágrimas. Quizás de todas las leyendas, la más "exagerada", pero ya que cada novia lo interprete a su gusto. 

Pero las lágrimas en una boda son síntoma de buena suerte. Se dice que si una novia llora durante la celebración, ya no derramará ninguna más durante su matrimonio. ¡No hay mal que por bien no venga (aunque se corra todo el maquillaje)! 

+ Vasos rotos, cuchillos y campanas

Después de la ceremonia en sí, llega el momento de la celebración y este no está exento de tradiciones y supersticiones. Por ejemplo, ¿quieres saber cuántos años estaréis tu pareja y tú juntos? Solo tendrás que coger un vaso o una copa de cristal, tirarlo contra el suelo y el número de trozos que salgan será el tiempo que durará vuestra relación. 

Por otro lado, intenta que nadie te regale una cubertería. La presencia de cuchillos en una boda presagían mala suerte. Y como no queremos que eso ocurra, tenemos la solución. Entrégale a la persona que te lo ha dado una moneda y, así, en lugar de un presente será una compra. 

Y, algo que aseguran que da la felicidad a los novios, el sonido de las campanas al terminar la celebración. Hay gente que cree tanto en esta tradición que incluso regala pequeñas campanitas a sus invitados para atraer la buena suerte.