Días fértiles según el tipo de flujo vaginal

Descubre si el flujo cambia cuando tienes más probabilidades de quedarte embarazada

Sara Izquierdo

Días fértiles según el tipo de flujo vaginal

Para conocer bien nuestra intimidad, es necesario conocer qué tipos de flujo vaginal existen, para no tener duda de qué sucede en el interior de nuestra vagina. Observar cómo se comporta nuestro cuerpo en cada uno de los momentos de nuestro ciclo menstrual puede ayudarnos a comprender qué está pasando en nuestro interior. ¿Te has fijado que tu flujo cervical cambia a lo largo del mes? Esto se debe a que se prepara por si quisieras quedarte embarazada. Estos son los días fértiles teniendo en cuenta el flujo vaginal.  

Tipos de flujo y fertilidad

+ ¿Qué es el flujo cervical?

En primer lugar, hay que tener en cuenta qué es el moco cervical. Se trata de una sustancia que se encuentra en la parte interior de la vagina a modo de tapón para evitar las distintas infecciones. A lo largo de tu ciclo va cambiando su densidad y espesor para favorecer que, llegado el caso, un espermatozoide pudiera llegar al óvulo para fecundarlo. Por tanto, si observamos sus características podemos saber en qué momento del ciclo estamos, lo que incluye descubrir cuándo son nuestros días fértiles.

Estas son las distintas posibilidades de flujo cervical. Para apreciar tu flujo cervical puedes introducir tus dedos con cuidado por la vagina y palpar la densidad de tus fluidos. 

+ Moco cervical con aspecto ‘clara de huevo

Los días que el flujo presenta este aspecto son los más propicios para intentar concebir. Gracias a su textura y consistencia, los espermatozoides pueden nadar sin dificultad a través del cuello del útero del propio útero llegando a las trompas de Falopio, donde un espermatozoide tratará de fecundar al óvulo. Se trata, por tanto, de los días fértiles. 

Podemos estirar este tipo de flujo entre los dedos de 2,5 a 5 centímetros sin que se rompa.

+ Flujo cervical acuoso

Es más líquido que el anterior llegando incluso a confundirse en ocasiones con una pequeña pérdida de orina. Aunque los espermatozoides se mueven también fácilmente, no es tan fértil como el primero, siendo el segundo ‘mejor’ para quedar embarazada.

No es posible sostenerlo entre los dedos ya que gotea.

Tu flujo cervical te dice cuándo son tus días fértiles

+ Flujo cervical espeso y cremoso

A los espermatozoides les resulta imposible nadar a través de él. Su textura dificulta su movimiento impidiendo que avancen, por lo tanto, corresponde con los días en los eres menos fértil. 

Su color suele ser blanco o amarillo y podríamos compararlo con un crema.

+ Flujo vaginal pegajoso

Este tipo de flujo imposibilita por completo que los espermatozoides se muevan, es prácticamente imposible quedar embarazada cuando se tiene este flujo pegajoso.

Su textura es totalmente espesa y grumosa.

Si quieres quedarte embarazada y no puedes, te resultará útil acudir a un profesional que te aconseje sobre tu caso en particular.