Tipos de cremas de noche para el cuidado facial

Teresa Guerra

 Cremas de noche

Hay gente que piensa que usando una sola crema, para el día y la noche, es suficiente, es suficiente para el cuidado diario de la piel. Nada más lejos de la realidad, ya que nuestra piel necesita cuidados distintos tanto por el día como por la noche, y debemos adaptar nuestro cuidado de la piel a las características de cada momento.

Las cremas de noche constituyen todo un ritual de belleza que forma parte de la limpieza facial diaria. Un momento para nosotras, en el que podemos relajarnos después de todos los problemas diarios, y concentrarnos sólo en conseguir lo mejor para el cuidado de nuestra piel, ya sea a través de tratamientos faciales, mascarillas o cremas hidratantes.

Las cremas de noche más adecuadas para el cuidado facial

En la noche nuestros biorritmos bajan, por lo que nuestra piel está mucho más relajada, receptiva y permeable para asumir activos, además de que durante la noche nuestro cuerpo se repara, por lo que aprovechando esta fase de regeneración del metabolismo utilizaremos activos que nos ayuden a aumentar la regeneración de la dermis, generar más colágeno y elastina, a regular las glándulas sebáceas e inclusive en el uso de peelings depurativos que ayuden a sacar las toxinas de la cara durante toda la noche.

Las cremas de noche, por tanto, tienen una mayor concentración de activos y una textura más densa, ya que van a estar actuando durante varias horas mientras dormimos. Si queremos poner estas mismas cremas durante el día notaremos un exceso de crema y veremos que absorbe menor cantidad, por lo que son menos efectivas.

Durante la noche es también el mejor momento para aplicar aquellos tratamientos intensivos que requieren mayor duración como las mascarillas faciales, ya que también se mejora su absorción y por tanto su eficacia. No olvides que la limpieza facial debe realizarse también cada noche para aplicar las cremas sobre la piel limpia.